7 ideas para reducir los gastos en tu negocio

De   Carlos Mora Vanegas  •  hace un par de años  •  En Gerencia moderna proactiva,

Edith Gomez Cuando escuchamos la palabra “ahorro”, automáticamente la relacionamos con el ahorro personal y pocas veces pensamos en el ahorro empresarial. Son sólo los que están a cargo de una empresa, los que se percatan de la importancia de este asunto. Y es que cuando abres un negocio, el presupuesto con el que comienzas suele ser ajustado, por eso debemos preguntarnos a nosotros mismos qué medidas existen para estar algo más desahogados y no sufrir un ataque de nervios. Ahorrar dinero en tu empresa es posible y además no requiere de grandes esfuerzos. Además, podríamos usar esos costes que hemos reducido de cosas innecesarias en cuestiones más estratégicas y así impulsar el crecimiento de nuestra empresa. Cuando hablamos de reducir costos, debemos considerar tres cuestiones: costos que podemos reducir de forma inmediata, costos que necesitan un proceso controlado de reducción y costos que necesitan más de tiempo porque son cambios necesarios en la cultura de la compañía. Cada uno de ellos deberá ser analizado, se deberán priorizar y ver qué gastos pequeños son innecesarios, ya que por muy pequeños que sean, la suma de todos ellos supondrán un gran ahorro. Ahorro en personal No contrates a alguien para desempeñar una tarea que puedes hacer tú mismo o el resto de tu equipo. Podrías dar un pequeño incentivo a uno de tus empleados para cubrir ese puesto que necesitabas, ahorrándote un sueldo. Promociona la empresa con un bajo presupuesto Atrás quedaron los medios tradicionales para promocionar una empresa como la radio o la televisión, los cuales suponían altos costes para las empresas. Actualmente, existen otras alternativas de bajo coste o gratuitas para dar a conocer una empresa, un ejemplo de estas son las redes sociales (como Facebook, Twitter, Instagram) u otras plataformas para iniciar campañas de publicidad como Google Adwords. Además de estas plataformas sociales y publicitarias, podemos crear tarjetas de visitas, o hacer networking. Esta última práctica, está implantándose cada vez más entre emprendedores y se trata de acudir a un evento con el objetivo de aumentar la red de contactos y buscar oportunidades de negocio. Comunicación online, evita los viajes Una buena opción para reducir costes sería la utilización de programas gratuitos como Skype, donde podrás mantener reuniones virtuales sin la necesidad de realizar viajes, lo cual reducirá costes en billetes, gasolina, estancias, comida, e imprevistos. Coworking El coworking se presenta como la solución idónea para ahorrar costes en la oficina. Esta idea de espacio de trabajo compartido puede ser muy ventajosa para las empresas que están naciendo, llegando a ahorrar hasta un 60% en gastos físicos, y por otro lado, ofrece la oportunidad de conocer a otras personas y aprender de su trabajo. Ahorro en software Valora si haces usos de todos ellos, si crees que es necesario renovar las suscripciones o si hay que encontrar una opción más rentable. Hay una gran variedad de herramientas gratuitas que están a tu alcance para gestionar tu empresa, pruébalas y comprueba su eficacia. Entre ellas podemos mencionar algunas muy útiles como Dropbox, Avast, Gimp o TweetDeck. En definitiva, el software libre puede ser una idea atractiva para aquellas empresas que están naciendo y necesitan ahorrar grandes sumas de dinero. Trabajar desde casa Si estás empezando en el mundo de los negocios, evalúa si te resulta imprescindible tener un local u oficina para desarrollar tus tareas. Tener un local acarrea muchos gastos y si puedes, debes evitarlos, por lo menos durante los primeros meses. Recuerda que muchos empresarios exitosos iniciaron su andadura profesional trabajando desde sus casas, lo que les permitió aumentar su rentabilidad. Ahorra en gastos básicos Ahorra en electricidad, agua, papel, teléfono…Estos pequeños detalles pueden hacer crecer mucho tus facturas si haces un uso indebido de ellos. Una gran opción para llevar un buen control de uso de todo esto es crear una política de empresa para que tus trabajadores respeten y cumplan con estas medidas de ahorro. Por ejemplo, para ahorrar en electricidad, utiliza bombillas de bajo consumo; no derroches agua; imprime documentos cuando realmente te hagan falta, así podrás ahorrar en tinta de impresora; recicla el papel, utiliza papel usado para anotar cualquier cosa en lugar de coger uno nuevo; o contrata una tarifa plana de teléfono e Internet. Como ves, la forma de ahorrar dinero en una empresa es sencilla y rápida, solo tenemos que explorar y probar la forma de reducir costos, haciendo uso de las tecnologías de Internet y utilizando nuestro sentido común. No fallará.

 •  Regresar

Carlos Mora Vanegas

Ingeniero-Administrador, Abogado, Doctorado Honoris Causa en Educación, Maestría en Administración:Mención en Mercados y Recursos Humanos, Maestría en Excelencia Educativa.

Ha sido docente en la Universidad Centroamericana (Nicaragua), ITESM (México), Universidad Católica…

Leer más »