La humanizacion de las organizaciones

De   Carlos Mora Vanegas  •  hace un par de años  •  En Gerencia moderna proactiva,

Lic. Fernando Daniel Peiró Me pregunto: así como las empresas no tienen verdaderos compromisos con los recursos humanos, ¿será que el personal es un reflejo de la falta de compromiso de las organizaciones?. Voy a hacer una comparación con el propósito de explicar la situación actual de las organizaciones. Las empresas son como los huevos. Desde afuera, los huevos tienen un aspecto hermoso, sencillo, como lo tienen las organizaciones con sus arquitecturas e imagen corporativa. Los huevos tienen partes que son sumamente fuertes, como sus extremos, donde pueden soportar mucha presión exterior. En las organizaciones, muchas han logrado hacerse fuertes en algunos sectores, como por ejemplo en el sector legal que, con las nuevas leyes de contratación de personal, muchas veces buscan la manera de “esquivar” las responsabilidades y trazan caminos jurídicos para no comprometerse de lleno con los trabajadores, que terminan por ser – en la mayoría de los casos – ocasionales o contratados por periodos. Sin embargo – como en el huevo – existen las partes muy débiles que generalmente se concentran en el sector de recursos humanos. Si en un huevo se presionara sobre sus paredes laterales o costados, la cáscara se quebraría dañándola seriamente. En el sector de recursos humanos, esa presión que se ejerce sobre el trabajador, quiebra su motivación, satisfacción y su desarrollo personal. Interiormente el huevo es viscoso y no tiene solidez alguna. La parte viscosa del huevo es inestable y con mucho movimiento. Está compuesta por un sector envolvente, que es la clara, y que en la organización sería su personal. Otro sector es la yema, que es el “núcleo embrionario”; es decir, la alta gerencia. Este embrión no está solo, para su crecimiento necesita del líquido envolvente y, sin éste, sucumbiría. La alta gerencia necesita de sus recursos humanos para desarrollarse y consolidarse. Es por ello que, interiormente, las organizaciones también son variables y, en su mayoría, sin solidez alguna. Como todo huevo, producir giros con demasiada inestabilidad interior es realmente complejo. Cuando un huevo pasa por agua hirviendo, toma otra consistencia y determina una solidificación pareja. De igual manera sucede en las empresas; cuando se decide el cambio, entendiendo la importancia del valor humano, toda organización se hace más sólida proporcionalmente, siendo sencillo cualquier giro hacia otros niveles o rumbos. Tomemos un huevo hervido y hagámoslo girar. Comparémoslo ahora con el giro de un huevo sin haber pasado por el proceso del agua hirviente. Notaremos la gran diferencia. Un ejemplo similar, sucede al parar o erguir al huevo. Si hiciéramos base con un huevo crudo, hundiendo su cáscara un poco hacia adentro sobre uno de sus extremos, todo su interior se escaparía por el orificio o quiebre de la cáscara protectora. Por el contrario, con el huevo hervido, uno puede quebrar un poco la cáscara y erguir el huevo sin dificultad, evitando que el fluido interior se salga por la abertura. En toda organización, es similar este concepto. Ante la mínima “abertura” o posibilidad laboral, el fluido (o el recurso humano) hace sus intentos para salir de ella como dé lugar. No sucederá lo mismo cuando la organización se solidifique y se construya íntegramente; por más abertura que haya, la mayor parte de quienes la componen, continuarán formando parte de un gran equipo. La humanización de las organizaciones se sustenta en la apertura; en el verdadero trabajo en equipo; en el aprendizaje constante; en la formación de los individuos que la componen y en el desarrollo de los talentos creativos y la comunicación, con el fin último de “vivir armónicamente en sociedad”.

 •  Regresar

Carlos Mora Vanegas

Ingeniero-Administrador, Abogado, Doctorado Honoris Causa en Educación, Maestría en Administración:Mención en Mercados y Recursos Humanos, Maestría en Excelencia Educativa.

Ha sido docente en la Universidad Centroamericana (Nicaragua), ITESM (México), Universidad Católica…

Leer más »