Los principales problemas de gestion que surgen al montar una start-up

De   Carlos Mora Vanegas  •  hace un par de años  •  En Gerencia moderna proactiva,

Se tiene una buena idea, un equipo capacidato para desarrollarla… elementos clave para desarrollar con éxito una start-up, pero que debe ser luego refrendado con una correcta gestión del lanzamiento de la compañía, uno de los momentos más sensibles, y determinante para la trayectoria vital de la empresa. ¿Cuáles son las dificultades que pueden surgir durante el lanzamiento de una start-up? Hay que disponer de una gestión adecuada desde el primer momento, como explica Emma Bover, responsable del servicio de gestoría online Metricson, que analiza las principales dificultades que pueden surgirle a un emprendedor en dicho proceso. 1. Constitución de la empresa: ¿solo dinero? El perfil tecnológico de las start-ups provoca que, en muchas situaciones, no sepan si el software, una app o el código que han desarrollado deba ser aportado en la constitución de la compañía. La experta aclara que en caso de querer realizar una aportación no dineraria en la constitución habrá que prestar atención en la declaración de la renta, para evaluar si constituye un aumento del patrimonio, o bien realizar una compensación de créditos a través de facturas como autónomo, en cuyo caso será relevante el importe del IVA correspondiente. En cualquier caso, hay que hacer un buen análisis previo para evitar sorpresas posteriores. 2. Ronda de financiación A la hora de llevar a cabo una ronda de financiación, surgen numerosas dudas: ¿cómo determinar el valor de la compañía? ¿vale con el método de la comparación? Bover destaca que es conveniente basar el valor de la compañía en cifras, buscar, analizar y proyectar el máximo de métricas y utilizar todos los indicadores numéricos a nuestro alcance. Tal vez el inversor no las pida todas, pero solo se puede evaluar aquello que hemos planificado o presupuestado de algún modo.Por otro lado, es básico tener muy atados determinados temas como protección de datos, propiedad intelectual e industrial, relaciones entre socios, optimización fiscal, situación laboral de nuestros trabajadores y colaboradores, etc. Si no lo están puede echar atrás a un posible inversor. 3. Lenguaje Las empresas del sector tecnológico son como todas las demás empresas, pero además tienen unas necesidades comunes que, a veces, son demasiado nuevas para la gestión tradicional. ¿Cómo contabilizar un gasto de hosting para que refleje la realidad de ese gasto para la empresa? ¿Cómo contabilizar las plataformas de pago online, multidivisa sin volverse locos? La experta insiste en que es prioritario rodearse de profesionales que entiendan y se adapten a este tipo de necesidades, aportando soluciones contrastadas y ofreciendo respuestas en lugar de arrojar más dudas sobre cuestiones básicas para el buen funcionamiento de estos negocios. 4. Conocimiento financiero Normalmente, los proyectos de emprendedores en el sector tecnológico en sus fases iniciales suelen contar con un número reducido de personal. Por este motivo, no suelen contar con un director financiero, pero sí necesitan contar en todo momento con información actualizada, saber si los clientes pagan en plazo, si la previsión de tesorería es correcta, etc. Emma Bover apunta que es no es extraño encontrarse con empresas que no conocen su margen o que no saben cuánto dinero necesitan para crecer, o que toman decisiones sin tener toda la información, sin tener en cuenta el impacto fiscal o desconociendo los riesgos exactos que estarían asumiendo.

 •  Regresar

Carlos Mora Vanegas

Ingeniero-Administrador, Abogado, Doctorado Honoris Causa en Educación, Maestría en Administración:Mención en Mercados y Recursos Humanos, Maestría en Excelencia Educativa.

Ha sido docente en la Universidad Centroamericana (Nicaragua), ITESM (México), Universidad Católica…

Leer más »