5 lecciones de fabulas para emprendedores

Cuando ramos nios, obtuvimos muchos aprendizajes de la vida por medio de fbulas. Pero estos relatos cortos (y milenarios) con animales o cosas como protagonistas tambin dan lecciones a los adultos, en particular a los emprendedores. Aqu te compartimos las de cinco conocidas fbulas:
1. El len y el ratn Dorma un len cuando un ratn empez a juguetear encima de su cuerpo. Despert el len y lo atrap. A punto de ser devorado, el ratn le pidi que le perdonara, prometindole pagarle en el futuro. El len ech a rer y lo dej marchar. Das despus, unos cazadores apresaron al rey de la selva y lo ataron con una cuerda. Al or el ratn los lamentos del len, corri al lugar y roy la cuerda, dejndolo libre. Das atrs le dijo , te burlaste de m pensando que nada podra hacer por ti en agradecimiento. Ahora es bueno que sepas que los pequeos ratones somos agradecidos y cumplidos.
Leccin: Nunca menosprecies tu tamao ni el de los dems. Es probable que como emprendedor, sientas que eres pequeo a comparacin de las grandes compaas, y que nada puedes hacer para competir contra ellas u ofrecerles valor. La clave est en satisfacer las necesidades de un mercado y aprovechar las oportunidades para poco a poco ganar traccin. Concete y descubre qu es lo que puedes hacer por los dems.
Asimismo, nunca menosprecies a alguien por su tamao, posicin o condicin. En tu empresa considera las opiniones de tus colaboradores, sin importar su rea o cargo, ya que nunca sabes de dnde puede venir tu siguiente gran idea; tampoco juzgues a alguien por su condicin o nombre, la persona que menos esperas puede convertirse en tu siguiente gran cliente o socio. Y por ltimo: siempre cumple tu palabra.
2. La zorra y las uvas Una zorra que tena mucha hambre, al ver colgando de una rama unos deliciosos racimos de uvas, quiso atraparlos con su boca. Como no pudo alcanzarlos, se alej dicindose: Ni me agradan, estn tan verdes!
Leccin: No culpes a los dems (o la situacin) de lo que no puedes lograr. ste es un mal muy comn en los managers terribles y en los directivos poco efectivos: Culpar a su equipo por la falta de resultados para evitar salir daado. Lo cierto es que los resultados de tus colaboradores son resultado de tus habilidades directivas; as que acepta tu responsabilidad y convierte esas uvas en tu siguiente meta.
Tambin, esta fbula puede aplicar a los emprendedores que buscan excusas y razones de sus fracasos. Si tu negocio no consigue despegar y fracasas, nunca digas que en realidad no te interesaba o que el mercado no estaba preparado o que los inversionistas no cumplieron. Si alcanzas las deliciosas uvas es nicamente porque te esforzaste en hacerlo, invirtiendo tiempo y dinero en tus estrategias; al final, todo depender de ti.
3. La liebre y la tortuga Una vez, una liebre, se burlaba de las patas cortas y de la lentitud de una tortuga. sta dijo a la liebre: Puede que seas muy veloz, pero estoy segura de poderte ganar una carrera. Sorprendida, la liebre acept el reto. Lleg el da de la carrera y mientras la tortuga no dejaba de caminar aunque a paso lento, la liebre corri rpidamente y al ver seguro su triunfo decidi echarse una siesta. Poco despus, la liebre despert y vio a la tortuga llegar a la meta y ganar.
Leccin: La carrera del emprendedor es una maratn, no una prueba de velocidad. No existen atajos ni frmulas mgicas para llegar a la meta; slo aquel perseverante y trabajador es el que consigue triunfar en el mundo de los negocios. No intentes saltarte etapas ni buscar el xito fcil; la nica receta es el trabajo duro. Y adems: nunca te duermas en tus laureles. No sabes cundo un competidor, por ms chico que parezca, pueda superarte y ganar a los consumidores.
4. La cigarra y la hormiga Lleg el verano y una hormiga recoga con afn granos para guardarlos y alimentarse durante el invierno. La cigarra, que pasaba el da cantando, se sorprendi de ver a la hormiga trabajar tan arduamente en poca en que los animales se entregaban a la diversin. Cuando lleg el invierno, la cigarra estuvo hambrienta y fue a pedirle a la hormiga unos cuantos granos. La hormiga le dijo: Si hubieras trabajado en el momento oportuno, hoy no tendras escasez de alimento. Ahora canta, mientras yo como.
Leccin: Planea, anticpate y organzate. Nunca permitas que el ocio se inserte en tu vida y dejar para maana lo que puedes hacer hoy. Aprende a ser un emprendedor eficiente que tiene anticipados cmo sern los meses flojos y cmo sern los ocupados. Distribuye tu carga laboral diaria de manera que no desperdicies el tiempo hoy para arrepentirte maana. Slo la autodisciplina te permitir crear hbitos positivos que te conviertan en una persona productiva y de alto desempeo. Adems, de esta manera podrs disminuir el estrs y equilibrar mejor tu vida personal y profesional.
5. La lechera Una lechera llevaba en la cabeza un cubo de leche recin ordeada y caminaba soando despierta. Pensaba: Esta leche dar mucha nata, la cual batir hasta convertirla en una mantequilla que me pagarn muy bien en el mercado. Con el dinero me comprar un canasto de huevos y pronto tendr pollitos. Cuando crezcan los vender a buen precio, y con el dinero me comprar un vestido nuevo. Me lo pondr el da de la fiesta mayor, y el hijo del molinero querr bailar conmigo. Pero no voy a decirle que s a la primera. Esperar a que me lo pida varias veces y, al principio, le dir que no con la cabeza. La lechera comenz a menear la cabeza para decir que no, y entonces el cubo de leche cay al suelo y la lechera se qued con nada.
Leccin: No esperes a tener para actuar. Muchas veces, los emprendedores pecan por soadores; es decir, se imaginan todo lo que podrn hacer una vez que tengan dinero, una vez que se posicionen en el mercado, cuando consigan a sus primeros cien clientes, cuando le ganen a la competencia, el da que levanten capital, etctera. No te dejes caer en estas ilusiones y esperar a que tengas lo que soaste para actuar. Un verdadero emprendedor suea, pero tiene los pies en la tierra, y sabe que para lograr lo que siempre ha querido tiene que actuar ahora.
Por SoyEntrepreneur