8 consejos para que tu empresa sobreviva a sus 5 primeros aÑos de vida

Según datos de diversas organizaciones como Barcelona activa, el programa emprendedor XXI de la Caixa, Start up Chile, entre otras organizaciones especializadas en la creación de nuevos emprendimientos, los indices de fracaso de nuevas empresas a nivel mundial son desgarradores.

Pese a que las cifras varían ligeramente en función del país, la media estadística dice que:

8 de cada 10 nuevas PYMES fracasan antes de cumplir los 5 años. Y tan solo 1 de cada 10 consigue sobrevivir más de 10 años.

La verdad es que son datos de lo más desalentadores para cualquier emprendedor o para cualquier PYME que esté introduciéndose en el mercado.

¿POR QUÉ FRACASAN LAS NUEVAS EMPRESAS?

Los motivos que explican por qué el indice de fracaso de nuevas empresas es tan alto varía totalmente:

El empresario achaca la culpa del cierre de nuevas empresas a la crisis, los mercados y al entorno macroeconómico: política, legislación, financiación oficial.Los expertos en management, negocios y marketing, creen que el motivo de estas cifras es a causa de la falta de planificación y conocimiento de los emprendedores.

Obviamente, y a nuestro parecer, las 2 visiones tienen su parte de razón. Por lo que hemos querido analizar los motivos que, a nuestro parecer, son los causantes de la mayoría de los nuevos negocios cierren sus puertas antes de cumplir 5 años.

Por eso, tanto si vas a montar tu propia empresa como si ya la has montado, seguro que te interesará conocer los 8 errores más comunes y a la vez más determinantes que comenten la mayoría de emprendedores, PYMES y Start Ups que fracasan:

8 motivos por los que fracasan las empresas nuevasMi idea es la mejor: 
Cuando tenemos una idea que nos parece genial, solemos lanzarnos a pensar como desarrollarla. Pero muchas veces nos olvidamos de analizar si esa idea es única o si hay 200 emprendedores más que ya han tenido esa idea y que la están desarrollando.
Otro error común de los emprendedores es creer que nuestra idea es buena y que funcionará solamente porque le gusta a nuestros amigos y familiares. Nuestros amigos y familiares pueden ayudarnos en la toma de decisiones, pero debemos tener en cuenta que no son objetivos, y que probablemente no son nuestro target objetivo o público potencial de nuestro negocio.
Por eso, para convertir una idea en un negocio exitoso, lo más recomendable es hacer un estudio previo de mercado, ya que nos ayudará a optimizar nuestros recursos y nuestros esfuerzos en aquellas ideas que realmente sean únicas, originales y que satisfagan necesidades reales de nuestros consumidores potenciales. Además, este tipo de estudios nos dará unas pautas muy importantes para evaluar la rentabilidad de nuestro proyecto.

8 motivos por los que fracasan las empresas nuevasTodo está en mi cabeza:
Muchos emprendedores tienen grandes ideas de negocio, pero las trabajan de manera intuitiva y olvidan que esa idea necesita ser rentable. Tienen el proyecto de negocio en su mente y obvian la importancia de estudiarlo a fondo y plasmarlo en lápiz y papel para poder analizar realmente la viabilidad del proyecto. No debemos olvidar que para calcular la viabilidad y la rentabilidad de una idea es necesario planificar paso a paso todo aquello que tiene que ver con la creación, el desarrollo y la implementación de ese negocio. La mejor manera de “asegurar” la viabilidad y la rentabilidad de nuestro proyecto es haciendo un plan de negocios, más conocido como plan de empresas, y sus respectivos planes de marketing y planes de comunicación on y off line. Sin este tipo de estudios de proyección empresarial es muy probable que nuestro proyecto termine engrosando las estadísticas del fracaso.

8 motivos por los que fracasan las empresas nuevasEl cuento de la lechera:
En algunas ocasiones, cuando hacemos nuestro plan de negocios, o plan de empresa, hacemos sin querer el cuento de la lechera: contamos con una inversión inicial que no tenemos, que no estamos seguros de que podremos conseguir y que no sabemos cuando conseguiremos amortizar ni rentabilizar. Es muy común lanzar proyectos de negocio contando que “me darán un crédito de XX€”, que “puedo pedir una hipoteca de XX€”, que “puedo pedir una subvención o una ayuda de XX€”, etc.

Sin embargo, lanzarse con supuestos es un ejercicio muy peligroso, porque no siempre nos dan el crédito o las subvenciones que hemos calculado. Y si todo nuestro proyecto cuenta con esa inyección en financiación es muy probable que fracasemos. Por eso, es necesario ir con pies de plomo y contar realmente con aquella financiación interna y externa que ya esté asegurada. Buscar business angels también puede ser una buena opción para impulsar la financiación que necesitamos. Eso si, no podemos contar con ello hasta que no esté cerrada la aportación.

8 motivos por los que fracasan las empresas nuevasEmprendiendo con mi enemigo:
Otro error común de los emprendedores, las Pymes y las Start up pasa por la elección de los socios del proyecto. Desde elegir a un socio X solamente porque me aporta el capital necesario, sin tener en cuenta que al hacerlo socio su opinión, criterio, gustos y valoraciones marcarán el futuro del proyecto y que es muy probable que nuestras ideas y nuestra forma de hacer tendrá que tener su aprobación y su consentimiento. Hasta dividir la sociedad en partes iguales sin tener en cuenta que no todos los socios participarán de la misma manera, aportarán un trabajo de similar valor o que se implicarán del mismo modo en las decisiones y acciones de la empresa.
Nuestros socios deben compartir la misma visión y los mismos valores y su participación en la empresa debe estar supeditada a su aportación e implicación.

8 motivos por los que fracasan las empresas nuevasSer “todistas”:
Muchos emprendedores, para evitar aliarse con socios o para evitar financiación externa deciden ser “todistas” y hacer absolutamente todo: desde la ideación, la planificación, la puesta en marcha,… Pero tirando del refranero popular encontramos una gran verdad, y es que “el que mucho abarca, poco aprieta”.

Por eso, es muy importante saber delegar y rodearse de aquellas personas de confianza que complementan nuestro conocimiento y capacidad. La opción de ser “todista” suele ir ligada al presupuesto y a la financiación muy limitada. Pero por eso, podemos buscar otras opciones que nos permitan delegar el trabajo a profesionales y, a la vez, no nos supongan una gran inversión inicial. En estos casos, siempre podemos plantear el trueque de trabajos con otras empresas. Así, además de que nos aseguraremos de que tenemos la ayuda profesional necesaria para lanzar nuestro trabajo, podemos crear sinergías, ampliar nuestra cartera de contactos, dar a conocer nuestro negocio, etc.

8 motivos por los que fracasan las empresas nuevasGuerrillero de precios:
Otro error común que tienen muchos emprendedores, Pymes y Start Ups es reventar precios de mercado para poder introducirse en él. Obviamente esta es una estrategia de entrada “válida” pero antes de ponerla en práctica debemos ser conscientes de las consecuencias que esa estrategia de precios puede tener en nuestra marca y en nuestro sector, porque puede terminar convirtiéndose en “pan para hoy y hambre para mañana”.
Cobrar un precio ínfimo por un producto o servicio u ofrecerlo gratis es una estrategia fácil de imitar. Eso implica que si entramos en ese juego, nuestra competencia directa o indirecta también puede participar y hacer guerra de precios. Y, como nuestra competencia es más conocida, tiene más nombre, etc. termine cautivando a esos clientes que queríamos captar con nuestra estrategia, habiendo perdido mucho dinero en el intento. No debemos olvidar que siempre habrá otra empresa con mejores acuerdos que podrá ofrecer un precio mejor que el nuestro.
Además, con la guerra de precios se está desvirtuando el valor y el precio real de nuestros productos y servicios e incluso de un sector determinado. Y eso puede significar que cuando implementemos el precio real de nuestro producto nuestros clientes no estén dispuestos a pagarlo porque crean que no vale eso. Además, al arrancar con una estrategia de precios muy agresiva puede que hayamos captado a los clientes que buscan saldo, cuando quizás no es el perfil de clientes que estamos buscando para nuestro negocio.
Si nuestro proyecto tiene un valor diferencial y ofrece un valor añadido, la estrategia de guerra de precios no es una buena opción.
Nuestra estrategia de precios siempre debe ir marcada por nuestro plan de negocios y por nuestro plan de marketing.

8 motivos por los que fracasan las empresas nuevasPara salir del paso:
Otro error garrafal de los emprendedores, las Pymes y las Start Ups y que también va ligado al “todismo” y a la falta de financiación es que suelen infravalorar la importancia que tiene cuidar la imagen de la empresa para captar y enamorar a los clientes desde los inicios de la empresa. Es muy común oír “ahora hago el logo con word y más adelante, si me va bien, ya contrataré a alguien para que me lo haga”. Y esto no solo se aplica a la identidad corporativa sino también a la página web, la papelería e incluso a los folletos publicitarios.
Sin embargo, es muy difícil que a tu empresa le vaya bien cuando su imagen es nefasta. Solo hay una oportunidad de causar una primera impresión. Y esa primera impresión será recordada durante mucho tiempo. Por eso, la primera impresión que ha causado tu empresa es mala, difícilmente podrás revertir esa imagen que has proyectado en tu público potencial. Y para hacerlo, tendrás que hacer una gran inversión en branding, diseño, publicidad, etc.

8 motivos por los que fracasan las empresas nuevasNo me apasiona:
Por último, y no por eso la menos importante, otro gran error es que no todo el mundo tiene pasta de emprendedor o empresario. Para llevar exitosamente un negocio hacen falta unas aptitudes y unas actitudes específicas. Y sin ellas, es muy probable que terminemos agotados, ya que los primeros años de cualquier empresa son duros y sacrificados. Por eso, es muy importante que antes de abrir un negocio, sintamos verdadera pasión por nuestra idea y nuestro proyecto y que seamos muy conscientes de todo lo que implica y de todo lo que hace falta para ser un buen emprendedor.

Esperamos que estos 8 consejos de qué no hacer os sirvan para que vuestra empresa rompa con las estadísticas de fracaso empresarial y sea una de las supervivientes a lo largo de los años.

¿Vosotros qué motivo consideras que es más importante? ¿Habéis  ¿Añadirías alguna más?

Fuente http://www.idearium30.com/8-consejos-para-que-tu-empresa-sobreviva-a-sus-5-primeros-anos-de-vida-i123