costumbres que te restan felicidad

Estos son algunos ejemplos de esas pequeñas costumbres, que si no las evitas, te restarán parte de felicidad:

– Concentrarte en la vida de otras personas

No te conformes con las historias de éxito de otros y cómo las cosas le han ido bien a ellos, olvidando las tuyas. Tienes todo lo que necesitas para convertirte en todo lo que eres capaz de ser.

Los cambios más asombrosos ocurren cuando decides tomar el control. Esto significa negarse a dejar que otros piensen, hablen y decidan por ti. Significa aprender a respetar y hacer uso de tus propias ideas para vivir tu vida.

Mantén tus mejores deseos y tus metas más grandes cerca de tu corazón y dedícales tiempo cada día. Si verdaderamente te ocupas de las cosas que haces y trabajas diligentemente en ellas, no habrá casi nada que no puedas lograr.

– Esperar por el momento perfecto

Los momentos no son perfectos, son lo que tú quieres que sean. Mucha gente espera a que los astros se alineen para hacer lo que tienen que hacer. El momento perfecto, la oportunidad ideal, etc. Estos estados de perfección son mitos. No existen!

– Trabajar sólo por el salario

Trabajar sin interés es agobiante, debes estar, al menos, interesado en ello. Cuando creas un estilo de vida en el cual tu trabajo es sólo algo con lo que batallas diariamente para pagar tus cuentas, al final terminarás desperdiciando toda tu vida queriendo que fuera como la de otra persona. El interés en tu trabajo mejora la calidad de tu rendimiento y suma felicidad a tu mente. No lo limites todo a una nómina.

– Albergar sentimientos de odio

Cuando guardas sentimientos de odio, eventualmente se pierde lo mejor de ti. Todo y todos a quienes odias ocupan un espacio permanente en tu mente y corazón. Así es que, si quieres eliminar algo dañino de tu interior, no odies. En vez de eso, desconéctate, sigue adelante y no mires atrás.

– Aferrarse a los miedos y preocupaciones

Cuando analizas un par de años atrás, ¿Cuántas oportunidades de felicidad dejaste escapar por el miedo? Aunque no hay nada que puedas hacer para remediar lo pasado, hay muchas cosas que puedes hacer por las oportunidades futuras. Todavia estas a tiempo si crees en ti. Todos los días tienes nuevas lecciones y nuevas posibilidades. Siempre hay una manera de dar un paso adelante.

– Tratar de lograr grandes cambios de una sola vez

Si quieres lograr un cambio en el mundo, comienza por tu entorno más cercano. Hacer un gran cambio de una vez, es cuanto menos complicado, y el proceso de intentarlo sería estresante. Mejor hacerlo por escalas.

– Aferrararte a alguien que te hace daño

A veces tienes que alejarte de ciertas personas, no porque no te interesen, sino porque a ellos no les interesas. Cuando alguien te hace daño una y otra vez, acepta el hecho de que no es la persona adecuada. No es algo fácil de asumir, pero debes hacerlo. No desperdicies otro segundo de tu tiempo tratando de impresionarlos o probarles algo que quizás no comprendan.

– Darle demasiada importancia al atractivo físico

Enamorarte locamente de alguien simplemente por su aspecto físico, es como elegir tu comida favorita basada en el color en vez del sabor. No tiene sentido. Son esas características innatas, invisibles e incalculables las que crean una atracción duradera.

Todas éstas costumbres equivocadas, son un reto más a cambiar en tu vida para que sumes felicidad.

Publicado por De la Rosa

A %d blogueros les gusta esto: