deja de temer lo que otros piensen de ti, con estos 6 pasos

Giovanni Flores

¿Por qué no es saludable tratar de complacer a todo el mundo y cómo dejar de hacerlo?.

Buscar la aprobación de los demás está perfectamente bien hasta el punto que estás comprometiendo tu salud y felicidad en el proceso. Pero se convierte en un grave problema si dejas, que la aprobación positiva en general sea el oxígeno que necesitas para respirar.

La conclusión es que la constante busqueda de aprobación, te obliga a perder la oportunidad de ser simplemente tu mismo, con tus propias ideas y deseos únicos. Pero si eres guiado por la vida sólo para hacer y creer lo que esperan de ti, entonces en cierto modo dejas de vivir.

Así que ¿cómo dejar de temer a lo que otros piensen de ti? Echa un vistazo a los siguientes puntos:

1. Mejor no saber lo que otros piensan

Al escribir este articulo, ya pienso en lo que pensará la gente, sobre si es lo suficientemente bueno lo que está escrito. Desesperadamente espero que les guste y muchas veces me sorprendo a mí mismo imaginando, que no les ha gustado. Entonces me doy cuenta de la cantidad de energía que estoy perdiendo al preocuparme por ello. Así que he aprendido gradualmente a relajarme con simplemente no saberlo.

Algunos problemas de la vida, realmente no están destinados a ser resueltos; ¡Como el no saber lo que otros piensan de ti! Incluso les puede gustar o no esté artículo, sino que simplemente se ha disparado una asociación en tu mente, al recordar a alguien de tu pasado que le gustaba o disgustaba y que absolutamente nada tiene que ver contigo.

Así que esté es un nuevo -mantra- para decir y volver a repetirlo: “Esta es mi vida, mis elecciones, mis errores y mis lecciones. Mientras no haga daño a la gente, no tengo porque preocuparme lo que los demás piensan de mí”

2. Saber que la mayoría de personas no están pensando en ti de todos modos

Olvida lo que los demás piensen de ti; lo más probable es, que no están pensando en ti de todos modos. Si sientes que siempre lo están, comprende que tu percepción de ellos observandote y criticandote a cada movimiento es producto de tu imaginación. Se trata de tus miedos internos y de la inseguridad que estás creando con esta ilusión. Juzgarse a ti mismo es el problema.

3. Acepta que la opinión de otra persona no es un problema

Las apariencias engañan. Cómo te pareces a alguien y cómo eres en realidad rara vez es congruente. Incluso si tienen la esencia básica de saber quién eres, todavían están perdiendose una gran pieza del rompecabezas. Lo que alguien piensa de ti raramente contienen toda la verdad.

Si alguien se forma una opinión de ti basado en superficialidades, le toca a ellos y no a ti la reforma de esas opiniones, basadas en un punto de vista más objetivo y racional.

En pocas palabras: las opinión de otras personas sobre ti es su problema y no el tuyo. Cuanto menos te preocupes, menos complicada se volverá tu vida.

4. Pregúntate: ¿Lo que piensan de mi siquiera me importa?

La gente siempre va a pensar lo que quiera pensar. No importa que elijas palabras y gestos cuidadosamente, siempre hay una buena probabilidad que van a ser mal interpretadas y retorcidas patas arriba por alguien. Pero ¿Realmente importa en el gran esquema de las cosas? No, no es así.

Mantente fiel a ti mismo. Nunca te avergüences de hacer lo que sientas que está bien. Decide lo que creas que es correcto y tendrán que adherirse a ello.

5. Ver la ventaja de ser único

Si piensas como todos los demás, no estás pensando. Y si no estás pensando, no está disfrutando verdaderamente de la vida.

Todos tenemos manías y perspectivas únicas. Cuanto más relajado te vuelves con tus propias diferencias, más cómodo te comenzarás a sentir TU MISMO.

Celebra ser diferente y fuera de lo común, un poco del lado extraño, tu propia creación especial. Si te sientes como un pez fuera del agua, encuentra por todos los medios un nuevo río para nadar pero no cambies de ser quién eres.

6. Habla y vive tu verdad

Enuncia tu verdad. Se cordial y razonable, por supuesto elije con cuidado cada palabra que dices. Deja la preocupación a un lado de lo que piensen los demás. Encontrarás que la mayoría de las veces nadie se ofenderá o irritara en absoluto y si lo hacen, es probable porque haz comenzado a comportarte de una manera que les hace sentir que tienen menos poder sobre ti.

Piensa en ello. ¿Por qué ser falso?

Al final, generalmente la verdad sale de una manera u otra, y cuando suceda, tienes que estar de pie, solo si haz estado viviendo una mentira. Así que vive toda tu verdad a partir de ahora. Si alguien te da un mal rato y te dice: “Has cambiado”, tampoco es mala cosa. Significa que dejas de vivir la vida a su manera, no te disculpes por ello. Mejor, se abierto y sincero, explica cómo se siente haciendolo y sigue con lo que tu corazón sabe que es correcto.

Conclusión: Si dedicas toda tu vida tratando incesantemente de complacer a la gente. Mmm…tal vez nunca estes en condiciones de verlos satisfechos, o te traten duramente hasta ser visto como haciendo “lo correcto”, seguro es un camino hacia a una existencia lamentable.

Haz cambios implementa los puntos discutidos en este artículo y nunca mires hacia atrás. Si estas buscando la aprobación de todo el mundo por cada cosa pequeña que hagas, por favor vuelve a leerlo con el corazón y empieza a hacer cambios hoy. La vida es demasiado corta para no hacerlo.

A %d blogueros les gusta esto: