del líder y su equipo, del equipo y su líder

Jaime España Eraso
Es líder quien tiene seguidores, bajo esta premisa, el líder deberá obtener los mejores resultados en unión con su equipo, es así como nacen las empresas altamente productivas.

Y para obtener los mejores resultados, ante todo, un líder es un especialista en administrar las energías, las emociones, las expectativas y los objetivos de su equipo.

Además, cuando el líder sabe combinar los objetivos organizacionales con la bondad por las personas, activa en su equipo la capacidad de sobrepasar el conformismo y de construir un trasfondo compartido en el que coexistirán el enfoque en la meta empresarial, la conciencia del ritmo productivo y el propósito de superar cualquier barrera que limite la buena gestión.

Como el virtuosismo individual es la base del nivel colectivo; el líder ofrecerá las condiciones necesarias para que se libere el máximo potencial de cada integrante y el equipo responderá entregándole el rendimiento ineludible para que se disfruten de los buenos resultados y la grandeza necesaria para fortalecerse ante la adversidad.

Un líder sabe que necesita estar cerca de su equipo para escucharle, para construir relaciones, para admirar sus fortalezas, para entender sus debilidades,… y sabe también que precisa tomar distancia para observarlo actuar y así brindarle su valioso aporte; retroalimentación, entrenamiento, inspiración, experiencia, empoderamiento, visión de futuro,…

Aquellos líderes que estén obteniendo resultados en medio de la tensión, ansiedad o estrés deberán armonizar su estilo personal y encontrar el balance ideal entre ser justo y bondadoso, exigente y condescendiente, firme y flexible, humano y disciplinado, pues ningún colaborador podrá entregar su mejor aporte sin inspiración o empoderamiento, y esto, lo podrá activar un buen líder con serenidad, optimismo y alegría.

El combustible que provee el líder al equipo y a cada persona es la confianza, el alimento es el respeto, la medicina es la tolerancia, el energizante es el entendimiento y el camino es la conciencia de unidad, mejorando día a día en él y en su equipo, la habilidad comunicativa, el virtuosismo ético, las competencias, los conocimientos y las experiencias individuales, pues es así como cada persona y el equipo en consecuencia entregará su aporte para cumplir la meta organizacional.

A %d blogueros les gusta esto: