el arte de establecer y conseguir metas

Francisco Alcaide HernandezEl pasado viernes estuve participando con una conferencia en Mlaga Emplea (Feria del Empleo de Mlaga) en la que estuvieron ms de 5.000 personas con 45 empresas patrocinadoras, 5 cursos y 8 ponencias [ver lbum fotogrfico del evento].Diferentes temas fueron los que abord, pero hoy me quiero detener en uno de ellos, el arte de establecer y conseguir metas, porque como dije durante mi intervencin citando al ensayista britnico Thomas Carlyle: Una persona con claridad de metas consigue avanzar incluso en las circunstancias ms difciles; una persona sin claridad de metas no consigue avanzar ni en las circunstancias ms favorables.Este tema lo ha trabajado en profundidad Brian Tracy, uno de los autores incluidos en Aprendiendo de los mejores (Alienta, 9 edicin) en su obra Metas (Empresa Activa) con subttulo: Estrategias prcticas para determinar y conquistar sus objetivos.Como dice el propio Tracy: El xito se fundamenta en metas, todo lo dems es palabrera. Ya lo hemos dicho en otras ocasiones: la gente soadora tiene sueos; la gente de xito tiene metas y planes. Sin objetivos claros uno baja el nivel, queda un poco a la deriva y al final se siente frustrado. Tambin Tracy dice:

Una persona de inteligencia media con unas metas claras supera siempre a un genio que no est seguro de lo que quiereY es que como aparece recogido en Tu futuro es HOY (Alienta, 2 edicin), una vez que las metas son claras se pone en marcha en nuestro cerebro el SAR (Sistema de Activacin Reticular), una mecanismo interno cerebro que le vuelve muy sensible para detectar cualquier aspecto que le sirva para materializar esas metas. La claridad es fuerza para el cerebro.Existen estudios empricos que demuestran que existe una relacin muy estrecha y directa entre claridad de metas y lo que una persona finalmente consigue. El cerebro es un excelente rgano buscador de soluciones, pero es as cuando tiene una meta clara, concreta, especfica, detallada.

En cualquier momento el cerebro registra unos 8 millones de bits de informacin, la mayora de los cuales no les presta atencin porque no aaden valor en la bsqueda de soluciones para las metas que tiene que conseguir. Por lo tanto, el SAR filtra la informacin y slo somos consciente de aquella parte que nos es til para alcanzar nuestros objetivos y nuestra supervivencia. Si no tenemos claro lo que queremos y hacia dnde vamos difcilmente lo conseguiremos porque este mecanismo no funcionar ptimamente.La pregunta es obligada: Por qu la mayora de la gente no tiene metas claras?1. NO ES CONSCIENTE DE SU IMPORTANCIALa mayora de la gente funciona en modo inercia, piloto automtico, dejndose llevar. Esperan que en algn momento se alineen todos los planetas y venga la inspiracin divina. Hope is not a strategy [La esperanza no es una estrategia]. Y es que eso no suele ocurrir y el tiempo corre. Y la casa sin barrer. Es ms fcil dejarse llevar que ponerse a planificar. Quizs por eso Jim Rohn siempre deca: La mayora de la gente planifica sus vacaciones con mucho ms cuidado que sus vidas. Quizs se debe a que escapar es ms fcil que cambiar. No tener un plan de vida es dejar que tu vida sea un accidente. Nos convertimos en veletas que se mueven en la direccin que sopla el viento.2. NO SABE CMO HACERLO.Hablar de metas es hablar de planes. Los planes conectan pasar del punto A (dnde estoy) al punto B (dnde quiero llegar a estar). Los planes evidentemente no son algo esttico sino que deben ser suficientemente flexibles para ir ajustndolos sobre la marcha. Cmo se establecen metas a corto, medio y largo plazo es algo que puedes aprender precisamente en Metas, El poder de mantenerse enfocado, La simplicidad del primer milln y en Tu futuro es HOY donde hay un captulo especfico sobre ello. Todo exige metodologa una cierta forma de hacer las cosas de manera rigurosa que conviene aprender porque de otro modo queda demasiado expuesto al viento que sopla en cada momento. No planificar es planificar el fracaso.3. EXISTE MIEDO AL FRACASO.Nos aterra que las cosas vayan mal, porque ya se sabe que del rbol cado todo el mundo hace lea. Por eso, si no haces nada, aunque tambin sea nada lo que consigas, las cosas no pueden ir mal (de puertas a fuera) y as no tenemos que soportar los costes emocionales del fracaso. Los hemos dicho muchas veces: el fracaso no es lo contrario al xito; el fracaso forma parte del proceso del xito. El precio del xito es el precio del aprendizaje y el precio del aprendizaje es el precio del error. A veces las cosas irn mal, es inevitable: las cosas casi siempre van mal antes de poder ir bien.4. EXISTE MIEDO AL RECHAZO.Como tambin hemos repetido en otras ocasiones, no nos gusta no gustar. Nos aterra que nuestras decisiones no agraden a las personas ms cercanas: amigos y familia. Ya sabes: el hombre es un ser social por naturaleza. Pero si quieres triunfar en la vida, tienes que proteger tu individualidad y pasar de los espectadores. Tienes que elevarte por encima de las crticas y no mirar de reojo buscando continuamente la aprobacin de los dems. Cuando vives para la opinin de los dems te conviertes en una marioneta que se mueve y acta segn las apetencias de otros, y eso genera mucha frustracin. No se puede gustar a todo el mundo. Siempre, repetimos, siempre, habr gente que te va a criticar.Acabo con dos prrafos precisamente del libro Metas. El primero dice as:

He hablado ms de 2.000 veces ante pblicos compuestos por hasta 23.000 personas, en 24 pases. Mis seminarios y conferencias han tenido una duracin de entre 5 minutos y 5 das. En todos los casos, me he concentrado en compartir con el pblico de cada ocasin las mejores ideas que poda encontrar sobre el asunto de que se tratara en particular. Despus de innumerables charlas sobre diversos temas, si me dieran slo 5 minutos para hablarle a usted y slo pudiera transmitir una nica idea para ayudarle a tener ms xito, le dira: Anote sus metas, haga planes para alcanzarlas y trabaje sobre esos planes cada da, sin excepcin.

El segundo es ste:

Hace un tiempo, un grupo de hombres de xito se reuni en Chicago para hablar de las experiencias que haban vivido. Todos ellos eran millonarios y multimillonarios. Al igual que la mayora de triunfadores, eran humildes y estaban agradecidos tanto por lo que haban conseguido como por las bendiciones que la vida haba derramado sobre ellos. Al hablar de las razones de que hubieran conseguido tanto en la vida, el ms sabio de entre ellos tom la palabra y dijo que, a su juicio: El xito se funda en las metas, todo lo dems son palabras.