el dominio personal en la cuarta edad

Joan Palomeras
¿En qué medida puede influir el dominio personal en la Cuarta Edad?
La Dra. Rocío Fernández Ballesteros, catedrática de psicología de la Universidad Autónoma de Madrid, responde a esta pregunta en su libro “Envejecimiento activo”:
“La respuesta es comúnmente aceptada: un 25 por ciento frente a un 75 por ciento, es decir la contribución ambiental es estimada en tres cuartas partes, mientras que a la genética los biólogos le atribuyen sólo una cuarta parte”.
Hemos experimentado que la contribución ambiental viene determinada, en su mayor parte, por el dominio personal si tienes propósitos e ilusión de vivir. Para vivir más tiempo y especialmente para vivir con más calidad de vida debemos hacer los cambios en nuestras actitudes mentales, creencias y formas de pensar. A esto nos ayudará muchísimo el dominio personal. Incluso con dependencias o enfermedades crónicas, dentro unos límites, claro.
Qué es el dominio personal
Es abordar la vida de manera creativa.
En lenguaje coloquial la palabra dominio sugiere la dominación de personas o cosas. Concepto que no tiene nada que ver con el significado que le damos nosotros.
Entendemos que dominio también tiene un sentido de nivel de habilidad, la de un maestro artesano, un artista, un deportista, que tiene un dominio especial sobre su actividad. Se manifiesta en el resultado de su trabajo sin que ejerza ninguna dominación sobre sus materiales, personas ni cosas.
El dominio personal es la disciplina básica del coaching creativo y, a la vez, expandir su nivel, es la finalidad del coaching contigo mismo o self-coaching.
Conduce a una sensación de conectividad especial que produce una visión más amplia de la identidad y del futuro. Hemos comprobado que a medida que una persona adquiere un mayor nivel de dominio propio, entiende mejor los sistemas en que vive, y, a medida que comprende con mayor claridad las presiones operantes, desarrolla de manera natural más comprensión y empatía. Es un proceso de realimentación que funciona igualmente en la Cuarta Edad.
Es una disciplina que se integra en la persona y puede durar toda la vida. Las personas con alto nivel de dominio personal son muy conscientes de su ignorancia, de sus errores, su incompetencia, y, también, de sus zonas de crecimiento. Aunque parece una contradicción, sienten una gran confianza en sí mismas.
Las personas con alto nivel de dominio personal ven la realidad actual como un aliado y no como un enemigo. Aprenden a percibir las fuerzas del cambio y a trabajar con ellas en vez de resistirse. Consideran que el modo más eficaz para gobernar el cambio con éxito es crearlo. Lo ven como una oportunidad en lugar de una amenaza. Se sienten conectadas con otras personas y con la vida misma. Se sienten parte de un proceso creativo más amplio en el cual pueden influir sin controlarlo unilateralmente.
Cuál es la esencia del dominio personal
Dos preguntas claves cuya respuesta constituyen la esencia del dominio personal:
-¿Sabes continuamente lo que es importante para ti? Que llamamos VISIÓN.
-¿Tienes conciencia clara de tu realidad actual? Que llamamos REALIDAD ACTUAL
Dominio Personal
La primera pregunta es como un foco luminoso que te ayuda a clarificar lo que realmente te importa.
¿Cuántas veces has pasado el tiempo afrontando problemas que te crean una visión borrosa e imprecisa de lo que realmente quieres?
La segunda es otro foco que te ayuda a ver continuamente con mayor claridad tu realidad actual.
¿Cuántas veces te has atascado en relaciones contraproducentes insistiendo en fingir que todo iba bien? Al dirigirte hacia un futuro deseado es indispensable que sepas dónde estás ahora.
La diferencia, la brecha, entre tu visión y una clara conciencia de tu realidad actual genera lo que denominamos tensión creativa.
La tensión creativa es la fuerza que nos impulsa a reducir la brecha entre visión y realidad actual.
Esta tensión creativa constituye la esencia del dominio personal si sabes aprender a generarla y sostenerla.
degerencia.com

A %d blogueros les gusta esto: