el regreso a lo fundamental del plan de negocios

im Berry

Estimados Emprendedores:

Os traemos un artículo escrito por Tim Berry,  Presidente dePalo Alto Software Inc. , con base en Eugene (Ore), dedicada al desarrollo de software para empresas. T. Berry es, también, autor de 3 Weeks to Startup y The Plan-As-You-Go Business Plan,publicados por EntrepreneurPress.

Tim Berry nos trae en este artículo los tres Fundamentos del Plan de Negocio que no debemos nunca olvidar: la planificación, los recursos humanos y el control del flujo de caja, en concreto nos habla del “burn rate” que definimos a continuación:

“BURN RATE

Se trata de la tasa que mide el ritmo al que las Startups utilizan el Capital de Riesgo para financiarse hasta que generan el flujo de caja positivo de sus operaciones. En otras palabras, es una medida de flujo de caja negativo.

Según Investopedia, el burn-rate se entiende como el dinero gastado cada mes. Por ejemplo, un burn-rate de 1 millón de dólares quiere decir que la compañía está gastando 1 millón de dólares al mes. Cuando el burn-rate empieza a exceder las predicciones, o los ingresos se ajustan a la realidad, el recurso habitual es reducir el burn-rate.”

Pues bien, estos tres factores fundamentales de cualquier negocio; una buena planificación, un buen equipo y control del gasto y de los ingresos, harán que el éxito o el fracaso de nuestra Startup estén en nuestras manos. Mr. Berry nos los explica desde su propia experiencia vital y como empresario poniendo de manifiesto que, a pesar de las crisis económicas y recesiones, se puede sobrevivir siguiendo estos fundamentos y salir de la crisis de turno con algunas heridas pero con vida y vitalidad para seguir adelante. Porque, como dice el refrán: “no hay mal que cien años dure” y añadimos nosotros “ni recesión que lo resista”; y para eso estamos  nosotros, para evitarlo.  

<< El Regreso a lo Fundamental del Plan de Negocios 

En una recesión, es importante saber cuáles son los ajustes que debes hacerle a tu Plan de Negocios. He aquí tres aspectos fundamentales que conviene recordar:

Nací en 1948, con lo que pertenezco a la generación del “baby boom” en EEUU; de hecho yo buscaba trabajo durante la recesión de 1971. Mi esposa y yo estábamos notablemente endeudados y tratando de comprar una casa durante la recesión de 1982. Vendimos una casa en California y nos mudamos a Oregón durante la recesión de 1992. Tuvimos que despedir a 5 de las 35 personas que componían nuestro equipo durante la recesión de 2001. Y con todo esto, esta recesión parece ser la peor que he visto en mi vida.

Por ello,  es hora de volver a lo fundamental. Eso no significa necesariamente la reducción de costes, eliminar productos o liquidar todo el inventario, y, definitivamente, no tiene que significar la reducción de personal.

El primer fundamento es la planificación, lo que, básicamente, significa observar las cosas detenidamente. Haz un seguimiento del progreso de tu tesorería, las ventas, los gastos, los nuevos proyectos, la satisfacción del cliente, el tráfico de Internet, el gasto en publicidad, todo y sobre todo sé meticuloso.

Trata de localizar indicadores integrados dentro de tu Startup: es tu empresa, debes saber cuáles son.  Piensa qué es lo que impulsa tus ventas o qué es lo que incrementa tus gastos junto con cómo puedes conseguir estar alertado antes de que surjan cambios relevantes que puedan afectarte. Hay muchos indicadores; para algunos, será simplemente evaluar el día a día a pie de calle; mientras que otros deberán evaluar la calidad del tráfico en Internet, las tasas de respuesta del correo electrónico o el flujo de operaciones o de generación de oportunidades. No esperes a los resultados para ponerte manos a la obra y evaluar todo tu sistema, anticípate.

Cuando las cosas se ponen difíciles, una de las primeras acciones a tomar es reforzar la planificación y acortar su ciclo. Trata de revisar el progreso de tu Startup con más frecuencia de la habitual: considéralo como centrarte más en cada detalle, haz revisiones semanalmente, no mensualmente ni trimestralmente.

Hoy, más que nunca, planifica con cuidado. Esto me recuerda una de mis citas favoritas de Dwight D. Eisenhower: ” El plan es inútil, pero la planificación es imprescindible”.

El segundo fundamento es observar los factores que controlan el flujo de caja. Vigila de cerca el burn-rate frente a los ingresos; en este contexto, el concepto “burn-rate” es muy parecido a los costes fijos, pero incrementado, ya que los costes fijos son aquellos que deberás pagar aunque tu empresa haya cerrado y el burn-rate es lo que pagas cada mes para mantener tu negocio funcionando pero sin los costes variables por ventas o costes directos. Esto, probablemente, incluirá todos los salarios, a menos que dispongas de una línea de trabajo o mano de obra a tiempo parcial que aumenta cuando se incrementan las ventas y viceversa, los alquileres, los gastos de marketing, los gastos de oficina, etc. Si tus ingresos bajan y sacrificas los beneficios, quizás puedas mantener tu burn-rate durante algún tiempo; sin embargo, no puedes dejar que los ingresos sean inferiores al burn-rate durante mucho tiempo sin perder capital y, si el problema persiste, es probable que tu negocio se hunda.

Aunque sé que lo sabes, pongo aquí la explicación porque el vocabulario siempre ayuda. Ingresos contra burn-rate: mantén los ingresos por encima del burn-rate, y no olvides que si tus ventas están dirigidas a otras empresas, este tipo de cliente tiende a establecer formas de pago a largo plazo lo que implica establecer la gestión de los cobros en los días señalados para ello, una forma, por cierto, de medir con qué rapidez te pagan tus clientes lo que te deben. Si los plazos fijados para los cobros aumentan, la tesorería disminuye.

El tercer fundamento son los recursos humanos. No cometas el error de despedir gente demasiado pronto. No importa lo meticuloso que seas siguiendo el plan establecido, puede que aun así necesites despedir a algunas personas; no obstante, tómatelo con calma porque la recesión terminará y es muy difícil encontrar gente para trabajar, sobre todo personas capacitadas que conozcan tu negocio.

El autor es un colaborador de Entrepreneur. Las opiniones expresadas son las del autor. >>

Fuente: Entrepreneur- www.entrepreneur.com/article/198174

Artículo extraído de la web www.entrepreneur.com, escrito por Tim Berry,  Presidente de Palo Alto Software Inc. , con base en Eugene, Ore y dedicada al desarrollo de software para empresas. T. Berry es, también, autor de 3 Weeks to Startup y The Plan-As-You-Go Business Plan, publicados por Entrepreneur Press.

Traducción: Legorburo Consultores