Es conveniente incentivar la motivación del trabajador

Tú mismo, al igual que cualquier otra persona en el universo, te mereces tu propio amor y afecto

Gautama Buddha

La gerencia no debe descuidar jamás el incentivar la autoestima de sus trabajadores, proporcionarles toda la ayuda que estos requieren, garantizar un clima favorable que conlleve a obtener los resultados esperados; es decir, un buen comportamiento organizacional.

Desafortunadamente, en el caso de la empresa venezolana, especialmente sus pymes, esto no se da y se vislumbra a través de la desmotivación en muchos de sus trabajadores, su descontento y la improductividad que las afecta.

A fin de que se incentiven los estímulos que favorezcan en la productividad de los trabajadores, más en los actuales tiempos en donde el escenario nacional afronta una crisis política que ha afectado a la nación e incidido en la autoestima, motiva en adentrarse en el tema.

Al respecto , Tatiana Gutiérrez en un escrito sobre ello expone, que se considere, que la satisfacción de los empleados no sólo impacta su vida personal, también es importante para su desarrollo y competitividad dentro de las organizaciones; la cuestión es muy sencilla, agrega; si nos encontramos motivados, los resultados serán mejores. Pero calma, aunque las encuestas aseguran que alrededor del 70% de los trabajadores está insatisfecho con su trabajo, la buena noticia como directivo, es que se puede cambiar.

Tómese en cuenta indica la fuente señalada, tener presente, que un trabajador con buena autoestima tiende a:

a) Ser responsable con su persona y con los otros.
b) Es proactivo en su ámbito laboral y personal.
c) Despierta su creatividad, innovación y participación grupal.
d) Se enfoca en ser eficaz y eficiente en sus deberes con la empresa.
e) Respeta a su persona y al prójimo.
f) Siente respeto por su trabajo y crea vínculos de identidad con los objetivos de la empresa.
g) Su finalidad es cumplir con las metas personales y organizacionales. Tiende a generar desarrollo profesional.
h) Es persistente y generador de energía positiva ante los problemas.
i) No existen obstáculos para las personas con alta autoestima, ven una gran oportunidad en un problema.
j) Se motiva y motiva a sus equipos de trabajo.
k) Empodera a sus empleados con actitud y ejemplo.

Definitivamente, la gerencia no debe descuidar la motivación a sus trabajadores, prestarles la colaboración que estos requieren a fin de garantizarles siempre un autoestima alta en su trabajo, que se sientan a gustos, respaldados, protegidos, tomados en cuenta, reconocerle su desempeño , tomársele en cuenta, proporcionarles ayuda en su capacitación, formación, desarrollo, escuchar sus opiniones, puntos de vistas, incentivar su creatividad.

Se debe además, asegurarse que el ambiente laboral sea libre de errores, incentivar la espontaneidad de los colaboradores y verificar que los errores sirvan para lograr excelentes resultados.

Saber trazar metas y objetivos bien definidos, justamente sobre ello comenta Tatiana Gutiérrez que una de las razones de una baja autoestima es el no saber a dónde ir, hay que evitar que los colaboradores se sientan sin rumbo y asegurarse de que se sientan identificados con los objetivos de la empresa. No olvidar jamás el rol del recurso humano, que es todo un valioso capital para la empresa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: