estructura organizacional, clave del exito para pymes

Sandra Zuluaga

Cuando se establece una empresa, sea grande o pequeña, pocas veces se planifica cómo organizarla. Es decir, se nos olvida articular un equipo de trabajo que – en línea con los objetivos de la nueva compañía -, garantice el alcance de los mismos y su competitividad en el mercado.

Saber cómo conjuntar a las personas es clave en la práctica de Diseño Organizacional, y es uno de los aspectos básicos que trabaja el área de Recursos Humanos, sobre el cual se fundamentan diferentes puestos de trabajo que, posteriormente se deben cubrir con profesionales que cumplan con el perfil y, sobre todo, que compartan los objetivos de la empresa.

Para dar continuidad y asegurar el éxito de cualquier Pequeña y Mediana Empresa (Pyme) me gustaría compartirte los siguientes objetivos en los que se debe poner atención, como parte de un sistema que garantice un sólido desarrollo de la misma.

Estructura, base para la conquista

Para que una Pyme pueda tener cimientos sólidos es importante tener en cuenta que existen cuatro grupos de interés en todas las organizaciones, que deben ser considerados en el diseño de la estructura organizacional para un correcto funcionamiento:

Dueño o accionistaClientesMercadoColaboradores en general

Adicionalmente, y dependiendo el tipo de organización, se debe considerar a proveedores, entes reguladores y productos, entre otros factores.

Una vez que se han identificado a estos grupos, el siguiente paso es establecer la manera en la que se debe estructurar la empresa, es decir, identificar cómo les daremos un servicio.

Accionista / Dueño: Es importante buscar retribuir la inversión de este grupo de interés. ¿Cómo lo haremos? Por medio de la integración de un área que pueda informarles sobre el rendimiento de su inversión, cómo avanzan los datos financieros de la pyme y, sobre todo, que contribuya con la toma de decisiones de los dueños y accionistas. El área que debe establecerse en la organización para atender a este grupo es la de Finanzas y, dependiendo del tamaño de la empresa, es importante que exista una área Contable.

Clientes: Cualquier tipo de empresa es creada para satisfacer las necesidades de un mercado específico. Los clientes requieren conocer una oferta de valor y confiar en ella. Para esto, se requiere un área enfocada en definir cómo llegar a ellos, pero sobre todo que contribuya en crear relaciones duraderas y satisfactorias entre la empresa y el cliente. El área responsable deberá ser la de Ventas.

Mercados – Productos / Servicios: Este es un grupo intangible que está conectado al final con la experiencia del cliente. Principalmente se encarga de garantizar la oferta de los productos o servicios adecuados para satisfacer las necesidades del consumidor, y también de mantener esa oferta vigente.

En esta área, que se sugiere sea la de Operaciones, se genera la práctica técnica de evolución y mejora continua de los productos y/o servicios, y se identifica la oferta de valor al mercado (el precio de lo que ofrecemos): el diferenciador que hará que los clientes se decidan por esta opción y sobre la cual trabajará la organización, pero también debe generar el mantener vigente su presencia en el mercado a través del tiempo.

Colaboradores: Se debe garantizar que la Pyme cuente con el mejor talento. Incluso, que el futuro crecimiento de los colaboradores vaya de la mano con el de la empresa, por lo que un área de recursos humanos es fundamental en la nueva compañía para atraer y desarrollar al talento.

Con estos puntos básicos, se puede iniciar una conversación con un experto responsable de cada grupo de interés (Finanzas, Ventas, Operaciones y Recursos Humanos), y crear una práctica exitosa de alineación y articulación de ofertas de valor, para garantizar la sostenibilidad del negocio y asegurar la continuidad de nuestra Pyme.

A %d blogueros les gusta esto: