hacÍa una nueva dimension en gestion de personas…

Andrs Ortega Martnez

Reinventarse o claudicar arriesgarse o sucumbir innovar o, sencillamente desaparecer. Esta es la realidad incuestionable a la que muchas organizaciones se enfrentan hoy: reconstruir su propuesta de valor para sobrevivir a un mercado cuyo comportamiento ha cambiado porque la sociedad y el comportamiento de las personas ha evolucionado.

Es imperativo entender que esta situacin no va de modas sino de supervivencia hemos entrado en la era de la reinvencin y la regeneracin. En estas circunstancias la capacidad de re-construccin pasa inevitablemente por poner el foco en las personas. Una afirmacin que no se sostiene en una visin romntica del retorno al humanismo ni siquiera en un intento por reivindicar el papel fundamental de la casi siempre cuestionada funcin de RR.HH Es preciso poner foco en las personas y en sus capacidades porque las personas son el motor de re-accin para definir, inventar, construir y generar una nueva realidad sin ms.

Por lo tanto, si la reconstruccin de la propuesta de valor de una organizacin reside en las capacidades de las personas que la forman la gestin de las mismas adquiere necesariamente otra dimensin una dimensin que se antoja ostensiblemente diferente (salvo contadas excepciones) de la praxis habitual.

Pero no hagamos demagogia el rea de RR.HH. concebida y entendida como hasta ahora (en la mayora de empresas), difcilmente podr convertirse en un catalizador de las capacidades de las personas como mecanismo de re-accin al servicio de la organizacin.

Es preciso que RRHH resetee su propia propuesta de valor. Por encima de modas y tendencias, poner el foco en las personas en el contexto social, empresarial y tecnolgico actual requiere activar sin paliativos, sin excusas y con conviccin las siguientes lneas de actuacin:

Liderar la digitalizacin

En la economa del Siglo XXI no habr generacin de valor sin digitalizacin. Los comportamientos de las personas se desarrollan cada vez ms de forma atemporal, ubicua y virtual. La tecnologa social es el catalizador de esta nueva forma de comportarse y de relacionarse. Poner el foco en las personas implica liderar el proceso de digitalizacin de la organizacin.

Optimizar la diversidad generacional y cultural

En las sociedades ms longevas la convivencia de Baby boomers, Xers (nacidos en la Generacin X) y Millennials ya es una realidad. Igualmente la globalizacin y el impacto de los flujos migratorios han convertido a la mayora de empresas en autnticos mosaicos culturales y raciales. La complejidad se debe contrarrestar con diversidad y, en este contexto, un gestor de personas debe ser ante todo un agente que optimice la diversidad y la heterogeneidad.

focoPotenciar la conectividad del talento.

No bastar con identificarlo y, muy probablemente de nada servir retenerlo la nueva dimensin en materia de talento es su conexin. Poner el foco en las personas implica construir y desarrollar comunidades y plataformas de talento, en las que los profesionales se expresen con libertad, se relacionen entre s y lleven a cabo conexiones en las que la combinacin de sus habilidades y capacidades impacten en el negocio.

Liberar y practicar la desobediencia inteligente

RR.HH debe, como funcin, dejar de penalizar los pensamientos divergentes y comprender la riqueza que alberga una actitud inconformista, irreverente y que se revela contra lo establecido. Es preciso identificar competencias tradicionalmente estigmatizadas como la desobediencia inteligente y construir espacios donde esta se manifieste para generar valor.

Fomentar la redarqua del conocimiento

Se impone la necesidad de identificar el conocimiento instalado en la organizacin y definir mecanismos para que este se disemine a travs de las redes formales e informales. Focalizarse en las personas requiere focalizarse en el intercambio de conocimiento utilizando la tecnologa social y las comunidades virtuales. La capacidad de reaccionar en un contexto en permanente cambio es directamente proporcional a la capacidad para promover la gestin del conocimiento en red.

Promover la integracin Vs la exclusin: Y Vs O

Vivimos en la era de la integracin y la inclusin. La funcin de personas debe fomentar la hibridacin e integracin de opciones y alternativas; liderar el maridaje de nuevos conceptos, innovando desde la inclusin y la integracin. En un mundo cada vez ms complejo, lo que excluye resta valor y, en contrapartida, lo que integra incrementa valor. Si RR.HH. quiere focalizarse en las personas debe impulsar los procesos de integracin e inclusin dentro de la organizacin.

Re-construirse para liderar la re-accin, renovarse para impulsar la re-construccin una afirmacin que esconde mucho ms que un juego de palabras

No deja de ser una paradoja que la renovacin del rea de RR.HH consista en volver a poner el foco en las personas y en sus capacidades, un foco, que muy probablemente nunca debera haberse abandonado

En la actualidad, muchas empresas dependen de su capacidad para reinventar literalmente su propuesta de valor. Su supervivencia est en manos de las habilidades de sus profesionales, de su talento, de su capacidad para relacionarse e innovar.

Liderar la digitalizacin, optimizar la diversidad, potenciar la conexin del talento, practicar la desobediencia inteligente, fomentar el conocimiento en red y promover la inclusin son algunos de los itinerarios y caminos que la funcin de RR.HH debe emprender para volver a focalizarse en las personas ya que en ellas reside la supervivencia de la mayora de organizaciones en un contexto que reclama con urgencia una nueva dimensin en gestin de personas