implantacion del cambio estrategico en las organizaciones

Toms Guilln Gorbe

Hablar de adaptacin al mercado y de cambio organizacional es algo habitual y constante en el sector empresarial actualmente. Hoy en da, no hay organizacin, pyme, multinacional, familiar, de cualquier formato y origen que no haya observado la necesidad de un cambio en su dinmica de gestin.

La necesidad de una cultura flexible, es decir, la capacidad de adaptacin al cambio deben estar entre los valores ms importantes que presiden cualquier empresa. Ello implica una serie de atributos innatos a esta circunstancia: la asuncin de riesgos, la proactividad, la creatividad y la innovacin.

Paso previo para ser conscientes de la capacidad de gestin de cambio debemos analizar, en el seno de la empresa, las condiciones que pueden favorecer la modificacin de la cultura vigente. Para ello, observaremos las condiciones que posibilitan el cambio cultural o que facilitarn el mismo. Un anlisis cultural ser de suma utilidad. Para desarrollar esta dinmica aplicada de la gestin del cambio, se puede hablar de dos claves:

La estrategia de la empresa y su modelo de negocio, como concrecin de su propia razn de existir en el mercado y su entorno.
El tejido de la organizacin, es decir, su entramado interno y externo, y los miembros de la direccin motivados e implicados, como actores y gestores del cambio.

As se puede establecer un diagnstico estratgico para identificar las caractersticas de la cultura actual y determinar los valores que definirn la cultura deseada. Por ello, es conveniente efectuar una reorganizacin de la estructura empresarial que permitir determinar que la direccin est decidida a llevar a cabo el cambio, lo que implica que todos los procesos profesionales se encauzan en una nueva direccin.

Romper la subcultura existente y otorgar capacitaciones a quienes se implican con los nuevos valores; obviamente, esta nueva configuracin se extiende a otros procedimientos, como la seleccin de personal o los sistemas de evaluacin y recompensas, que favorezcan a los empleados implicados en los nuevos valores establecidos.

Pese a todo, debemos ser conscientes de que no se modificar la cultura rpidamente, ser un proceso lento y costoso. Pero una vez encaminada su consecucin, se empiezan a observar resultados: desde cambios de recursos tales como infraestructuras, instalaciones, maquinaria o tecnologa; hasta variaciones en los recursos humanos, involucrando a empleados y accionistas.

Los cambios tambin abarcarn los procesos de estrategias, de comercializacin, de fabricacin, de innovacin, centralizacin o descentralizacin, diversificacin, concentracin, internacionalizacin, deslocalizacin Y todos los procesos implicados con las nuevas demandas sociales hasta alcanzar la competitividad ptima.

Gestin del cambio

Ante cambios importantes, surge lo que llamamos una crisis de identidad, que se traduce en que la anterior cultura organizativa no es aplicable a la nueva situacin, que se halla en proceso y que no se ha consolidado como nuevo formato estable de la organizacin.

Sintetizamos que un cambio es un proceso planificado o no, y progresivo, mediante el cual las personas y los grupos sociales pueden acceder a una adaptacin activa a la realidad.

Las metas de la gestin de cambio son la potenciacin de los siguientes factores:

Compromiso con la visin, misin y estrategia sobre las cuales se han creado los cambios.
Confianza en que estn poniendo en prctica los principios gua.
Credibilidad de que las ganancias superarn las dificultades.
Capacidad para que los empleados puedan ser competentes en sus roles cambiantes.

Sin embargo, no debemos ser ajenos a las dificultades que esto requiere, que se resumen en las siguientes:

Resistencia al cambio, que se materializa en la voluntad de mantener la situacin existente, que se materializa en desestructuracin, aislamiento e inoperatividad.
Prdida de seguridad, el cambio implica sobre la persona, sensaciones de incertidumbre y temores que pueden condicionar el xito del cambio. Ante ello, la solucin es establecer una cultura organizativa, mediante la cual se implantan unas normas aplicables a la organizacin o colectivo y su frmula de aplicacin sobre su poltica, valores y procesos.
Actitudes variables ante el cambio, tales como negacin, inhibicin o aceptacin. Ante dichas actitudes, podemos ubicar la figura de lder o agente por el cambio, quien gestiona los procesos cambiantes y la consecucin del plan previsto en el cambio. En cualquier caso, la situacin ideal es que el cambio sea gestionado por todos los miembros de la empresa, solo as culminar exitosamente el proceso.

S hemos logrado una correcta planificacin en el proceso de integracin y hemos identificado los objetivos reales. Transmitindolos a todos los miembros de la organizacin, tenemos aseguradas muchas posibilidades de xito.

Como sintetiza muy bien Spencer Johnson en su famoso libro Quin se ha llevado mi queso?:

Mientras ms rpido nos desliguemos del queso viejo, mas rpido encontraremos el nuevo.
Las viejas creencias no le llevarn al queso nuevo.
Cuando vea que puede encontrar y disfrutar del queso nuevo, cambiar de rumbo.
Notar pequeos cambios a tiempo nos ayudar a adaptarnos a los grandes cambios por venir.

El proceso continuado de cambio exige transparencia en los procesos y una alta implicacin y participacin de empleados y accionistas. El cambio es indispensable para la evolucin y el desarrollo de cualquier empresa u organizacin, y que es innato a la gestin empresarial actual, debido a la situacin de cambio constante. Para la supervivencia, es necesario sumergirse en el entorno y adaptarse a l. Disfrute del cambio.