la chispa del cambio

La gestión del cambio en las organizaciones aparece presionado por distintos factores como pueden ser los altos niveles de competencia, la aparición de nuevas tecnologías o la globalización e internacionalización económica. Los procesos de renovación basados en una permanente innovación son ya una constante empresarial, sin embargo muchas de las iniciativas de gestión del cambio se quedan en la nada porque no se sabe gestionar de manera adecuada.Todo cambio se produce por la interacción de unas fuerzas tanto internas como externas:Fuerzas internas. Estas fuerzas engloban a todas aquellas que se originan en el interior de las organizaciones, que aparecen tras el análisis del comportamiento organizacional y se muestran como alternativas de solución a los problemas presentes.Fuerzas externas. Entendemos por fuerzas externas a las que provienen del exterior e la empresa pero que necesariamente provocan cambios de orden interno. Por ejemplo los distintos decretos gubernamentales, las normas de calidad, presión de los públicos externos…Ya sea motivado por unas fuerzas u otras, conseguir superar la resistencia al cambio es uno de los grandes retos a los que se tienen que enfrentar las organizaciones que buscan mejorar de forma continua. Si supone un esfuerzo añadido y además solamente un 30% de las iniciativas de gestión del cambio resultan exitosas, ¿Por qué las organizaciones cambian?Las cuatro principales causas de la necesidad de la gestión del cambio en las organizaciones son:
Contexto competitivo. El propio entorno competitivo en el que se mueven las empresas puede funcionar como incentivo para su apuesta por la innovación y el cambio. Por ejemplo, a menudo la entrada de un nuevo competidor en el mercado provoca que un negocio se replantee y cambie su estrategia de marketing.
Necesidades trabajador 3.0. En la actualidad cohabitan dos generaciones distintas en las organizaciones: la generación X (1965-1980) y la generación Y (1980-1996). Aunque muy diferentes entre sí, estas dos generaciones tienen algo en común y es que necesitan conciliar su vida laboral y su vida personal. Por tanto, al conseguir que tus empleados estén a gusto trabajando en tu empresa lograrás reducir la rotación de personal y aumentar su productividad. Según los expertos, los empleados que realizan tareas a distancia están más comprometidos con la empresa por lo que suelen cambiar en menor grado de trabajo, lo que te permitirá consolidar un equipo humano más productivo. Debes aprovecharte de las ventajas que te brindan el conocimiento tecnológico de estas dos generaciones.Innovaciones tecnológicas. La apuesta por la tecnología es la manera más inmediata de disfrutar de una ventaja competitiva. De ahí, que la mayor parte de los esfuerzos de las organizaciones estén relacionados con la adquisición de nuevos equipos, automatización e informatización de procesos….Sin embargo, en muchas ocasiones estas innovaciones tecnológicas no vienen apoyadas por el resto de factores ni por el conjunto de la organización. Por tanto, para que el cambio tecnológico obtenga resultados satisfactorios tiene que venir acompañado por un replanteamiento de la cultura de trabajo de la organización que se adapte a las nuevas características.
Motivar y atraer talento. Incorporar culturas de trabajo novedosas te permitirán atraer más talento, más profesionales y negociar las condiciones de reclutamiento. Atraídos por los beneficios que les aportan culturas de trabajo donde se valore más la eficiencia y la productividad sobre el presencialismo, los mejores profesionales se acercarán a tu empresa.De forma secundaria aunque también relevante aparecen toda una serie de factores causantes de la gestión del cambio como pueden ser:
Grietas en el desempeño. A menudo ocurre que no se alcanzan los objetivos marcados por la organización ni se satisfacen otras necesidades que pueden surgir. Como una vía para superar esos baches surgen los cambios.
Identificación de oportunidades. Con el objetivo de mejorar su competitividad, las organizaciones deben identificar nuevas oportunidades que pueden surgir en el mercado y reaccionar de manera adecuada ante las mismas.
Leyes gubernamentales. Los cambios en las regulaciones gubernamentales pueden impactar en la manera en que una empresa trabaja. Por ejemplo, los modernos procedimientos de seguridad pueden forzar a una empresa a cambiar su proceso de producción para crear un ambiente de trabajo más seguro, las regulaciones sindicales regulan el número de horas máximas que se puede trabajar, en qué situaciones…
Cambio por la propia búsqueda del cambio. Puede ocurrir que una organización designe a un nuevo CEO y éste, con el fin de demostrar a la dirección que está haciendo algo, hará cambios sólo para su propio bien.
Fusiones y Adquisiciones. Cuando dos organizaciones se funden o una es adquirida por otra se producen cambios internos en la propia empresa para poder adaptarse a las nuevas características. En estas situaciones se hace imprescindible hacer a los trabajadores partícipes del cambio para que entiendan qué está pasando y disminuir la incerteza.
Suena bien. Otra razón por la que las organizaciones pueden iniciar la búsqueda de cambios es porque la competencia lo está haciendo. Como suena bien, la organización lo intenta también.
El cambio debe ser íntegro en todos los niveles de la empresa. Su gestión exitosa pasa por abarcar todas aquellas actividades dirigidas a ayudar a la organización a adoptar exitosamente nuevas actitudes, nuevas tecnologías y nuevas formas de hacer negocios. La administración efectiva de la gestión del cambio permite la transformación de la estrategia, los procesos, la tecnología y las personas para reorientar la organización al logro de sus objetivos, maximizar su desempeño y asegurar el mejoramiento continuo en un contexto siempre cambiantehttp://es.workmeter.com/

A %d blogueros les gusta esto: