las potencialidades de un emprendedor

Carlos Mora Vanegas
Cada vez mas, surgen en los escenarios comerciales nuevos emprendedores que se caracterizan por presentar nuevos proyectos, ideas que les generan buenos resultados, gracias de saber aprovechar las oportunidades y como se comenta, porque tienen confianza absoluta en su proyecto y en que estan preparados para sacarlo adelante. Saben de acuerdo a la realidad proactiva comencial del presente que deben tomar decisiones que tienen que hacer de manera decidida, sin miedo y confiando en sí mismo , aunque puedan ser erróneas o el resultado no sea el esperado.
La confianza debe extenderse también a las personas que van a formar parte de la empresa. Y es que esta capacidad (estrechamente relacionada con la autoestima personal) se relaciona directamente con algunas habilidades de liderazgo como la motivación.
Lo cierto, que una vez identificado y puesto en accion el rol de emprendedor, mas, en el presente, en donde se manifiestan sus potencialidades, entre ellas la creatividad, innovacion, perseveracia y aprovechamiento de las oportunidades , es necesario desempenarse sabiendo utilizar todas las habilidades, destrezas, competencias que el emprendedor moderno requiere.
El emprendedor tiene que saber dónde quiere llegar y estar en disposición de realizar todo lo necesario para lograrlo. Por eso, esta capacidad se relaciona con otras como la voluntad de finalizar correctamente las tareas que se comienzan, y con la energía vital y con el entusiasmo, necesarios para conseguir logros de largo recorrido.
Definitivamente, para alcanzar el exito en la actualidad, los emprendedores necesitan de sus potencialidades que le ayuden a obtener resultados favorables en lo que emprenden, como opina Carlos Poblete, Coordinador del Global Entrepreneurship Research Center, de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad del Desarrollo, debe ser dinámico, riguroso, perseverante, flexible, acomodarse a los cambios y enfrentarlos con decisión. “Evitar los cambios reiterados en la estrategia de la organización, salvo que hayan sido evidentemente errados, y por supuesto, saber más de un idioma.
Ademas, como comenta Emanuel Friedman, director del proyecto Pyme Crece de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad ,un emprendedor debe ser un estratega, es decir, siempre estar atento a las señales de su entorno, sin perder el sentido sobre lo esencial. “El emprendedor de hoy debe asumir riesgos, pero controlados, para eso y no cometer errores debe recibir algún tipo de formación, y si los comete, debe tener la capacidad de saber ponerse de pie y mirar lo adverso como un nuevo desafío”.
Friedman agrega, que para ser un empresario globalizado debe estar conectado, “no debe ni puede estar ajeno a los cambios, tanto locales como mundiales”. Con conectado, el académico se refiere a estar presente en las redes sociales y al tanto de los avances en las tecnologías de la información.
Los buenos emprendedores , propios de esta epoca tienen que tener actitudes hacia el emprendimiento.
Al respecto www.oitcinterfor.org comenta, que entre las actitudes estratégicas para el emprendimiento destacan: disposición a mostrar iniciativa, actitud positiva a cambiar e innovar y voluntad para identificar áreas donde se puede evidenciar las habilidades empresariales (European Training Foundation). Desde la perspectiva del Global Entrepreneurship Research (201010) entre los aspectos relacionados con las actitudes hacia el emprendimiento destaca el grado en que la gente piensa que hay una buena oportunidad para crear una empresa, así como las capacidades propias para lograrlo. También se toma en cuenta el miedo al fracaso o el nivel de riesgo que los individuos estarían dispuestos a asumir para iniciar un negocio.
Se debe tener una buena actividad empresarial que es una acción emprendedora en la búsqueda de generar valor a través de la creación o expansión de una actividad económica, mediante la identificación y explotación de nuevos productos, procesos o mercados (OECD-Eurostat)
Se debe desarrollar un dinamico espíritu empresarial (o emprendimiento), fenómeno asociado con la actividad empresarial.
Con este espiritu empresarial , el emprendedor convierte ideas en acción; incluye creatividad, innovación y toma de riesgos, así como la capacidad para planear y administrar proyectos con el fin de alcanzar los objetivos trazados. Los empleadores han de estar conscientes del contexto de su trabajo y al mismo tiempo, habrán de estar en condiciones de ponderar el riesgo de cada
oportunidad. Conjunto de habilidades y conocimientos más específicos que se requieren por los emprendedores para establecer actividades comerciales o sociales (European Training Foundation).
Por ultimo, es importante como lo indica Carmen Alicia Piedrahita Pacheco tener presente, que el emprendedor no actúa aislado: el desarrollo de su proyecto, su puesta en marcha y su crecimiento y éxito van a depender de las relaciones que establezca en diferentes ámbitos, por lo que conviene que tenga facilidad para las relaciones personales, para la comunicación y para la negociación. Por supuesto, debe tener habilidades para la venta y una fuerte orientación al servicio a su cliente.
*Fuentes especificadas
Exatec-Egade
Docente de postgrado, Faces UC
Consultor-empresarial Deproimca
carmorvane@gmail.com