mucho cuidado con la ansiedad, sintomas, evitacion

Carlos Mora Vanegas
En nuestro transito por esta dimension, en el tiempo que ya llevamos transitandolo, nos habremos encontrado con la ansiedad y determinado si verdaderamente estamos despiertos , atentos ante lo que involucra, genera la ansiedad.
Sobre ella comenta Wikipedia, que en la actualidad se estima que un 20,5% o más de la población mundial sufre de algún trastorno de ansiedad, generalmente sin saberlo
Que es, en que consiste? .
La ansiedad (del latín anxietas, ‘angustia, aflicción’) es una respuesta emocional o conjunto de respuestas que engloba: aspectos subjetivos o cognitivos de carácter displacentero, aspectos corporales o fisiológicos caracterizados por un alto grado de activación del sistema periférico, aspectos observables o motores que suelen implicar comportamientos poco ajustados y escasamente adaptativos.
La ansiedad tiene una función muy importante relacionada con la supervivencia, junto con el miedo, la ira, la tristeza o la felicidad. Para preservar su integridad física ante amenazas el ser humano ha tenido que poner en marcha respuestas eficaces y adaptativas durante millones de años: la reacción de lucha o huida
Lo cierto, se expone, que ante una situación de alerta, el organismo pone a funcionar el sistema adrenérgico. Por ejemplo, cuando el organismo considera necesario alimentarse, este sistema entra en funcionamiento y libera señales de alerta a todo el sistema nervioso central. Cuando se detecta una fuente de alimento para la cual se requiere actividad física, se disparan los mecanismos que liberan adrenalina, y se fuerza a todo el organismo a aportar energías de reserva para la consecución de una fuente energética muy superior a la que se está invirtiendo para conseguirla y que normalizará los valores que han disparado esa “alerta amarilla”. En esos momentos el organismo, gracias a la adrenalina, pasa a un estado de “alerta roja”.
El sistema dopaminérgico también se activa cuando el organismo considera que va a perder un bien preciado. En esta situación, el organismo entra en alerta amarilla ante la posibilidad de la existencia de una amenaza, que no es lo mismo que cuando la amenaza pasa a ser real, pues en ese caso lo que se libera es adrenalina.
Desde este punto de vista, la ansiedad se considera una señal positiva, de salud, que ayuda en la vida cotidiana, siempre que sea una reacción frente a determinadas situaciones que tengan su cadena de sucesos de forma correlativa: alerta amarilla, alerta roja y consecución del objetivo. Si la cadena se rompe en algún momento y esas situaciones se presentan con ansiedad, entonces el organismo corre el riesgo de intoxicarse por dopaminas o por otras catecolaminas. Esas situaciones ayudan al organismo a resolver peligros o problemas puntuales de la vida cotidiana.
La ansiedad surge junto a una activación de nuestro cuerpo para hacer frente a una amenaza, luchando o huyendo, por ello, el análisis de los procesos que aparecen unidos a ella, se ha de hacer considerando que son parte del afrontamiento de lo que se teme. La preocupación se incluye en la actividad cognitiva que prepara la reacción al peligro; por tanto, la preocupación asociada a la ansiedad es un factor que interviene en el enfrentamiento de cualquier amenaza y por eso se puede detectar frecuentemente en cualquier persona y como un elemento relevante en todos los sujetos que presentan un trastorno de ansiedad.
Tengase presente, que la ansiedad también puede convertirse en un trastorno de pánico, en el cual la persona cree que va a desmayarse, fallecer o sufrir algún otro percance fisiológico. Es común que las personas con este trastorno visiten la sala de urgencias con cierta frecuencia, y, típicamente, se sienten mejor después de ser atendidas.
Sobre ella , comenta clinicadeansiedad.com. que la ansiedad es básicamente un mecanismo defensivo. Es una respuesta de alerta ante situaciones consideradas amenazantes. Es un mecanismo universal, se da en todas las personas, es normal, adaptativo, mejora el rendimiento y la capacidad de anticipación y respuesta. La función de la ansiedad es movilizar al organismo y mantenerlo alerta y dispuesto para intervenir frente a los riesgos y amenazas, de forma que no se produzcan o perjudiquen. La ansiedad pues, nos empuja a tomar las medidas convenientes (huir, atacar, neutralizar, afrontar, adaptarse, etc), según el caso y la naturaleza del riesgo o del peligro. El peligro viene dado por la obstaculización de cualquier proyecto o deseo importante para nosotros, o bien por la degradación de estatus o logros ya conseguido. El ser humano desea lo que no tiene, y quiere conservar lo que tiene.
Algunas sintomatologias
Wikipedia menciona las siguientes basadas en Hamilton que son importantes de tenerse presente a saber:
Hamilton (y otros autores) en su escala de ansiedad, enumera y categoriza los diferentes síntomas tanto somáticos como psíquicos que puede experimentar una persona que padece ansiedad
Síntomas Cardiovasculares:
Taquicardia o pulso acelerado.Elevación de la tensión arterial.Sensación de tensión baja o desmayos.
Arritmias.Palpitaciones; dolor precordial en el pecho.Opresión en el pecho.Palidez o rubor.
Síntomas respiratorios:
Sensación de ahogo o de falta de aire (disnea); sensación de opresión o constricción en el tórax.
Suspiros.Ritmo respiratorio acelerado y superficial (hiperventilación)
Síntomas gastrointestinales:
Náuseas.Sensación de atragantamiento o dificultad para tragar.Vómitos.Diarreas, heces blandas, dolor abdominal, cólicos intestinales.Sensación de ardor, pesadez abdominal.Borborigmos.
Flatulencia o gases.Aerofagia o tragar aire.Pérdida de peso.Estreñimiento.
Síntomas genitourinarios:
Micciones frecuentes, micción urgente; dolor al orinar.Amenorrea; menorragia.Disminución del deseo sexual o anorgasmia (pérdida de la libido).Eyaculación precoz e impotencia o disfunción eréctil en el hombre.
Síntomas neurovegetativos:
Sequedad de mucosas, especialmente de boca y lagrimales.Sudoración y salivación excesiva, en algunos pacientes es la viceversa.Sensación de desmayo inminente.
Rubor o palidez.Vértigos.Cefaleas.Erectismo piloso (piel de gallina).
Síntomas neurológicos:
Temblores.Hormigueo o parestesias.Hipersensibilidad a los ruidos, olores o luces intensas.
Mareos o inestabilidad.Insomnio: dificultad para conciliar el sueño, sueño interrumpido, sueño insatisfactorio o no reparador, sensación de fatiga al despertar, pesadillas, terrores nocturnos.
Síntomas somáticos musculares:
Cefaleas tensionales, especialmente en la nuca.Contracturas musculares; espasmos musculares y calambres.Rígidez muscular.Dolor muscular.Tics.Rechinar de dientes.Voz vacilante.
Síntomas somáticos sensoriales:
Zumbido de oídos.Visión borrosa.Oleadas de frío o calor.Sensación de debilidad.Parestesias (pinchazón, picazón, hormigueos).
Otros síntomas psicofísicos:
Fatiga y agotamiento; fatigabilidad.Astenia (neurastenia).Sensación de tensión e inquietud.Llanto fácil.Imposibilidad de relajarse.Impaciencia.Rostro preocupado.Suspiros, respiración rápida, palidez facial, deglución de saliva, eructos, tics.
Tartamudez.Disminución o aumento del apetito.
Funciones Intelectuales y cognitivas:
Dificultad o falta de atención-concentración.
Dificultad para dejar la mente en blanco.
Problemas de memoria.
Pensamiento acelerado, o al contrario, embotamiento.
Síntomas Mentales, Cognitivos o subjetivos:
Ansiedad o angustia: Si es persistente, da lugar a alteraciones de las funciones mentales superiores, además de generar pensamientos, ideas e imágenes negativas. Los temores o miedos que pueden llegar a ser muy intensos, llegando al terror o pánico.
Temor anticipatorio (ansiedad anticipatoria): se espera que suceda lo peor.Sensación de inseguridad.
Irritabilidad.Aprensión.Preocupación.Sentimientos de minusvalía o inferioridad. Incapacidad de afrontar diferentes situaciones. Indecisión. Humor depresivo.
*Fuentes indicadas
Exatec- Egade
Docente de postgrado, Faces, UC
Consultor-asesor empresarial, Deproimca
carmorvane@gmail.com