nuestros lÍmites imaginarios

mara jessAunque el hombre moderno se enorgullece de ser libre si profundizamos un poco podemos darnos cuenta de que estamos llenos de lmites. Parece que nuestra mente nos dice hasta ah puedes llegar, y eso en todos los planos, el profesional, el intelectual y tambin en el mbito espiritual.Podemos afrontar la vida y contamos con todo lo necesario para ello. Pero si nosotros mismos nos marcamos un tope y nos quedamos ah sufriremos intilmente. Es nuestra mente la que nos dice que no podemos. Pero si pasamos a la accin en vez de quedarnos paralizados por nuestros pensamientos nos daremos cuenta de que podemos.No somos felices porque no vivimos del todo. Vivimos una parte, nos quedamos a medias, en definitiva somos mediocres.Por ejemplo en la vida espiritual. A lo mejor estamos convencidos de que el amor lo es todo, pero tenemos un tope para el amor. Hasta aqu puedo amar al que me hace el mal, pero slo hasta aqu. Hasta aqu puedo perdonar.En lo que se refiere a la fe. Puedo creer en Dios hasta unos lmites pero si no se cumplen una serie de condiciones no puedo seguir creyendo.Y con respecto a los buenos hbitos puedo seguir con ellos hasta que pase algo desagradable en mi vida, me deprima y lo deje todo. Son ejemplos. Cada uno se dar cuenta de sus propios lmites mentales.Una vez que nos hemos dado cuenta de esto seguro que nos interesar salir de esta prisin mental en la que voluntariamente nos metemos. Yo creo que hay una frmula infalible. Vivir el presente. Paralizar los pensamientos sobre el pasado y el futuro. Afrontar cada momento con total libertad. No analizar tanto. Lanzarse. No hacer caso a esa vocecita que nos dice que no podemos.

A %d blogueros les gusta esto: