ojo: disparamos a blancos moviles

Santi GarciaEmpieza el curso. Tiempo de buenos propsitos y de planificar la actividad de los prximos meses. Momento de marcarnos metas aun cuando en el contexto voltil e incierto en que nos movemos hoy algunas de esas metas dejarn de ser relevantes, o de tener sentido, mucho antes de lo que esperamosEl caso es que un gran nmero de empresas todava utilizan sistemas de establecimiento y revisin de objetivos donde estos se fijan y evalan una sola vez al ao. Una prctica peligrosa, ya que provoca sobre todo cuando esos objetivos estn vinculados a sistemas de incentivos que las personas de esas organizaciones continuarn persiguiendo los objetivos marcados inicialmente incluso si las circunstancias cambian y otras cuestiones se vuelven ms importantes para el xito de sus empresas.En palabras de Lao Tzu:Si no cambias de direccin acabars justo en el lugar al que te dirigesSe trata, adems, de sistemas de despliegue de objetivos en cascada orientados a asegurar la congruencia vertical de esas metas a travs de la lnea jerrquica pero que, en general, poco aportan a la necesidad de integrar esos objetivos lateralmente para que las metas que persiguen los diferentes departamentos de la empresa sean coherentes entre s.En este sentido, una investigacin llevada a cabo por Deloitte a final del pasado ao nos confirma que tener objetivos claros y llevar a cabo una gestin continua de esos objetivos son dos prcticas que tienen una fuerte correlacin con los resultados de negocio de una empresa.El estudio, titulado High-Impact Performance Management: Using Goals to Focus the 21st Century Workforce. identifica, adems, siete prcticas de alto impacto para unos procesos de fijacin y gestin de objetivos ms eficaces. Siete prcticas que no siempre estn presentes en los sistemas de gestin empleados por las empresas y que pueden servirnos de inspiracin si queremos adaptar el nuestro:Objetivos simples: Limitar el nmero de metas y evitar ponderaciones complejas que provocan que las prioridades no queden suficientemente claras. El anlisis de Deloitte revela que las organizaciones con objetivos ms claros tienen cuatro veces ms probabilidades de que sus resultados de negocio estn en el cuartil superior.Un proceso de establecimiento de objetivos claro: Para ello es fundamental combinar tres elementos: un proceso de fijacin de objetivos de diseo sencillo, que las comunicaciones se produzcan en el momento oportuno, y herramientas y tecnologa que permitan que las personas de la organizacin compartan sus objetivos.Participacin de los empleados en el establecimiento de objetivos: Cuando los empleados ayudan a fijar sus propios objetivos son ms propensos a desarrollar estrategias para alcanzar esas metas y a confiar en su capacidad para lograrlas, lo que incrementa la probabilidad de que esos objetivos se consigan.Comunicacin clara de los objetivos: El proceso de comunicacin de objetivos brinda a los lderes de una empresa la oportunidad de construir una cultura y que su compaa sea reconocida en el mercado de empleo por atributos tales como transparencia, confianza y trabajo en equipo.Revisin frecuente de los objetivos: El estudio revela que las organizaciones que revisan sus objetivos trimestralmente, o con mayor frecuencia, tienen tres veces y media ms probabilidades de que sus resultados de negocio se siten en el cuartil superior.Conexin entre el proceso de establecimiento de objetivos y la planificacin del desarrollo profesional: Cuando los objetivos de desarrollo se integran con los objetivos de desempeo, los empleados tienen una mayor motivacin para alcanzar sus metas de desempeo porque en el proceso encuentran un componente de aprendizaje que les resulta beneficioso.Lderes que apoyan la consecucin de objetivos de los siguientes niveles jerrquicos: La investigacin muestra que el 77 por ciento de las organizaciones donde los lderes hacen a sus colaboradores responsables de apoyar los objetivos del siguiente nivel jerrquico consiguen resultados de negocio por encima del promedio.

A %d blogueros les gusta esto: