que el miedo al exito no te aleje del emprendimiento

por Emilio Gonzalez

El atractivo de personas tan conocidas como Mark Zuckerberg (fundador de Facebook) y Bill Gates (cofundador de Microsoft) es un aliciente para que muchos, cada vez más, consideren que emprender es posible, que hay que intentarlo y que, en un porcentaje muy elevado, nuestras ideas pueden ponerse en marcha.

Por lo tanto, alcanzar objetivos, buscar el éxito y lograrlo, sí es posible y así lo ponen de manifiesto los 110 perfiles analizados por MIT Techonology Review en español, la revista publicada por la empresa de consultoría e innovación Opinno, en su informe Barómetro de emprendimiento de éxito en España. “El éxito es la aspiración última que mueve al ser humano a abordar proyectos arriesgados, como el emprendimiento. El auge de todo lo que tiene que ver con el emprendimiento en los últimos tiempos ha tenido un claro efecto positivo; cada vez más personas consideran esta opción de vida, pero también trae consigo un riesgo: la generación de expectativas no realistas sobre las consecuencias de emprender”, dice en su introducción el Barómetro.

“Las reflexiones de los emprendedores entrevistados deben servir para desmitificar el éxito, acercarlo a la sociedad y facilitar que más personas tomen la decisión de emprender de forma realista”, explica el director de MIT Technology Review en español publicada por Opinno, Pedro Moneo, quien también es CEO de la empresa.

El primer mito que rompe este informe está relacionado con la definición en sí misma del éxito. “Mientras que la definición tradicional pone el énfasis en aspectos materiales como la rentabilidad, la riqueza alcanzada, la facturación, o la venta de la empresa por una cantidad elevada”, explica el estudio, “la visión actual del éxito que describen los emprendedores españoles apunta hacia una combinación de logros tanto económicos, como sociales y personales”

Para el fundador de la marca de moda El Ganso, Clemente Cebrián, que ha sido uno de los 110 emprendedores entrevistados por MIT Technology Review, “la definición del éxito es independiente de lo económico”. Cebrián valora la combinación del “triunfo del producto y la sensación de contemplar cómo una idea se materializa en algo con lo que la gente se identifica”.

El propio perfil del emprendedor de éxito, asociado al joven recién licenciado, es otro de los conceptos a los que el informe da la vuelta. Según sus conclusiones, la mayoría de emprendedores de éxito en España tienen entre 30 y 40 años y ya han adquirido experiencia previa en este mundo. “El 60% de entrevistados tiene entre 31 y 40 años, con una edad media de 37,6 años, algo menor que la media del emprendedor español descrito por GEM, de 39 años. Tras ellos se sitúan los emprendedores de entre 41 y 50 años, que representan un 25% del total.

Después se sitúan los más jóvenes, los emprendedores entre 20 y 30 años, que ocupan un 12% de la muestra. El segmento menos representado es el de mayores de 50 años”, detalla el Barómetro.

Además, la formación del 56% de ellos incluye másteres y doctorados.
Que un emprendedor altamente formado tenga una buena idea sigue sin ser garantía de éxito, de acuerdo con las conclusiones del informe. Como en otros aspectos de la vida, una actitud optimista estimula las posibilidades de triunfar.

Un 76% de los entrevistados considera que la crisis económica ha tenido un impacto más positivo que negativo sobre su proyecto. Para el responsable del informe, Daniel Medina, este dato revela la capacidad de los emprendedores de éxito de “ver oportunidades en los problemas les ha permitido salir airosos de una época de dificultades”.

También es importante rodearse de personas que apuesten por el proyecto y se impliquen en él de una manera efectiva. El 100% de los entrevistados asegura que “contar con buenos colaboradores constituye un factor clave”. El fundador de Parclick, empresa que ofrece servicios de aparcamiento, Luis Paris, recuerda: “Relacionarme con otros emprendedores me ha ayudado en todo momento a mejorar mi modelo de negocio y encontrar nuevas oportunidades”.

Una vez que el emprendedor se ha entrenado mentalmente y ha reclutado a quienes formarán parte de su equipo, llega la hora de salir al campo de juego. En este caso, el terreno es España. De acuerdo con el informe, los emprendedores españoles consideran que el país adolece de obstáculos como la escasez de grandes clientes, la falta de cultura de riesgo y de grandes flujos de inversión.

Estas carencias confluyen en el ámbito financiero, como se desprende de que el 75% de los encuestados tuviera que echar mano de sus propios recursos para crear su negocio.

Pero ni la falta de financiación ni las trabas burocráticas han logrado mermar la voluntad del 99% los encuestados. A pesar de que reconocen que emprender requiere una dedicación del 100%, todos ellos estarían dispuestos a volverlo a intentar.

A partir de la experiencia real de personas que han logrado sacar adelante sus ideas de negocio, el informe puede servir a aquellos que estén interesados en crear su propia empresa a “adquirir los conocimientos prácticos y consejos necesarios para tener más probabilidades de éxito en sus proyectos”, explica el corresponsable del informe, Javier Iglesias.

A %d blogueros les gusta esto: